domingo, 17 de diciembre de 2017 15:03
Opinión

A LA TERCERA, LA CIUDADANÍA HA DICHO LO QUE NO QUIERE

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Dicen que a la tercera va la vencida, eso espero: La primera fueron las elecciones municipales de mayo en “clave independentista”, decían los políticos interesados. La segunda, las elecciones autonómicas del 27S, también en “clave independentista”. Y la tercera, 20D, en el mismo sentido y que debía ser la culminación del “independentismo” excluyente de unos cuantos políticos que solo se miran el ombligo. ¿Y ahora qué? Por si había dudas, la mayoría de la ciudadanía de manera clara y contundente ha expresado en las urnas lo que no quiere.


Eso significa que el Sr. Más y compañía deben marcharse a su casa, a Soria o a experimentar a algún laboratorio del Canadá. Los experimentos, como decía algún refrán popular se, hacen en casa particular --no en el gobierno y con gaseosa--. Se han terminado los experimentos, se ha terminado el jugar con los sentimientos y las necesidades de las personas, se ha terminado el barco de segunda mano que lleva un timonel sin conocimientos de náutica y sin calcular los peligros que conlleva para la gente que va a bordo las tempestades de un mar enfurecido y nada cómplice.


Es la hora de pensar. Aunque también estoy segura de la manipulación que se puede llegar a hacer algunos para decir que el proceso sigue vivo y “con la mayoría de diputados favorables”. Los resultados tienen que servir para reflexionar y para comprender que las casas no se empiezan por el tejado, sino por hacer unos buenos cimientos, sin prisa, con un buen proyecto y buscando el consenso de todos y dentro de la legalidad. Las leyes están para cambiarlas si no sirven, pero no para saltárselas si a uno no le convienen.


Mas apretará a la CUP para que lo hagan presidente. ¿Cederán los antisistemas? Esperemos que el sentido ideológico de los mismos puedan sobre los intereses particulares de unos cuantos, lo sabremos un día antes del día de los santos inocentes.


A Junqueras en su comparecencia ante los medios para valorar los resultados conseguidos por su partido se ha llenado la boca con la República Catalana, pero deberá hacerla en su casa, como Ikea, porque hasta en su pueblo, Sant Vicenç del Horts no ha sido capaz de ganar, sino que ha quedado en un discreto cuarto lugar.


Las cosas se hacen con la gente, Sr. Junqueras, no contra la gente. Y ser demócrata es aceptar los resultados de las urnas; lo otro tiene un nombre muy feo…


Se ha demostrado que, a la tercera, la gente ha dicho lo que no quiere, que no se olviden a los políticos manipuladores. Esto no es un juego de cartas, es algo muy serio.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil