martes, 22 de agosto de 2017 18:58
Opinión

CATALUÑA, DE FRENOPÁTICO

Sergio Fidalgo
Sergio Fidalgo

Que la lista encabezada por Gabriel Rufián haya conseguido nueve diputados es digno del mítico cómic underground ‘Don Vito y la revuelta en el frenopático’. Por mucho que pesen las lealtades de partido, que el cabeza de lista más ridículo de la Cataluña contemporánea haya conseguido un resultado tan notable indica que algo falla en nuestro sistema político.


Y es que hemos pasado del ‘Gobierno de los mejores’ de los nacionalistas conservadores de Artur Mas a Gabriel Disco’s, en la que el cabeza de la lista soberanista más votada parece más ducho en el arte de sujetar el cubata que en parir un documento estratégico para planificar la Cataluña del 2050. Rufián ha conseguido hasta que Quico Homs parezca un político razonable y preparado.


Me temo que visto el resultado de En Comú Podem, que es magnífico y que indica que en Cataluña el voto que reivindica la regeneración democrática ha pasado de ser naranja a violeta, hasta Oriol Junqueras habrá cogido la papeleta de Xavier Domènech, dado que entre historiadores anda el juego, y así calma el malestar de conciencia que le puede haber producido el haber apoyado a Rufián para encabezar la lista del partido de Companys, Macià y el ‘conseller’ contrabandista Ausàs.


El triunfo de la lista de la amiga de los manteros y azote de los comerciantes, la súper alcaldesa Colau, indica también este ambiente pre-frenopático catalán. Una candidatura formada por gente de izquierdas, pero que van de transversales y que han querido moderarse como si fueran felipistas de primera hora. Y que quieren seguir en España, consulta mediante, pero con un partido trufado de independentistas. Una cosa de locos.


Otra locura, las grandes expectativas de Ciudadanos se han quedado a medio camino. El resultado en España es decepcionante en función de las expectativas pre-electorales y magnífico si se mira con frialdad: pasar de cero a una cuarentena de diputados en el Congreso es estratosférico, se analice como se analice. Rivera puede estar contento. Pero ‘algo’ ha pasado en Cataluña cuando se ha perdido la segunda plaza y se han conseguido unos números tan pobres.


El partido naranja, que supo capitalizar el descontento de los centenares de miles de catalanes que no querían que Cataluña siguiera por el camino de locura emprendido por Artur Mas, no ha sabido mantener esa ilusión. Mucho tendrán que analizar los dirigentes de C’s el porqué buena parte de los apoyos recabados en las autonómicas se han diluido en otras opciones. Sobre todo en el PSC, que ha sabido resistir y mantener un suelo electoral razonable que le puede hacer soñar en una futura recuperación. Siempre que se renueve y deje atrás los vicios del pasado. Elegir a Iceta de cabeza de lista se demostró un acierto. Mantener a Chacón no lo ha sido tanto.


Girauta es un buen candidato, con un discurso notable y combativo. Es el azote por excelencia ante los abusos de los nacionalistas. Igual su sitio natural hubiera sido el haber encabezado la lista al Parlament. Aunque visto el trabajo constante realizado por Inés Arrimadas igual el problema de C’s en Cataluña es que sus elecciones naturales son las autonómicas y que le falta mayor visibilidad en el Congreso para que los votantes le tomen como una opción interesante a nivel nacional. Van a tener una cuarentena de escaños para conseguirlo. Si Rajoy no disuelve antes las cámaras.


Última cosa de locos: que Duran no haya dimitido. Los ciudadanos le han dicho dos veces que ‘su’ Unió no tiene sitio en el panorama político catalán. Necesitan refundarse, supermineralizarse y vitaminarse. ¿Y Homs? Aún le veremos pactando con el PP. Podría ser la última ida de olla de estos comicios…

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil