lunes, 11 de diciembre de 2017 10:19
Opinión

ARRÉGLENNOS EL PAÍS, DE UNA VEZ POR TODAS

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Tanto darle vueltas al tema, tanto marear la perdiz y al final, solo hay dos soluciones razonables para lo gobernabilidad del Estado. Una, pactar PP, PSOE y Ciudadanos .Y dos, convocar nuevas elecciones. La primera opción, tiene, a su vez, dos variantes que derivan hacia la entrada en el gobierno de los socialistas, o sea un ejecutivo tripartito con todas las consecuencias que se le quiera encontrar o, la otra derivada, que consiste en que el PSOE apoye la formación de un gobierno estable que pueda gobernar, por lo menos, media legislatura, pero que se quede, como los de Rivera, en los bancos de la oposición civilizada.


Lo demás, son ganas de armar bronca y convertir la gobernabilidad del Estado en un circo para equilibristas, trapecistas, saltimbanquis, mimos y grandes payasos de la escena política. Y España, en su conjunto, no está para estas cosas, y mucho menos, para el incomprensible suicidio del partido con mas historia a sus espaldas: El PSOE.


Es incomprensible, que en estos momentos, sus dirigentes se dediquen a discutir en público sus ambiciones internas. Nadie les ha encargado formar gobierno, puesto que no tienen mas diputados que el PP y sin embargo, se ponen a hablar de pactos, cuando el que lo debiera estar haciendo es Rajoy, que se ha ido a Sanxenxo de vacaciones, mientras el primer partido de la oposición se lía a bofetadas fratricidas haciéndole el trabajo presente o futuro al líder popular mas llevadero y sobre todo mas fácil. Señores de Ferraz, pero ¡que tontos son Vds!


Por si estos fuera poco, los ciudadanos ven como en las comunidades autónomas y en los Ayuntamientos llevan los partidos varias legislaturas haciendo y deshaciendo pactos de gobierno, sin que a nadie le tiemble el pulso, mientras el día a día transcurre con los sobresaltos lógicos de la buena o mala gobernanza y con las corruptelas que todos vamos conociendo por las actuaciones judiciales. Dicho lo cual, la pregunta que los votantes de a pie nos hacemos es ¿por qué resulta tan difícil aplicar esa lógica pactista cuando se trata de gobernar el estado en su conjunto?. ¿Es que, acaso, el resto de los dirigentes europeos son mas listos que los nuestro o tal vez, tienen menos escrúpulos que los dirigentes españoles?


Vivimos tiempos en que, política y socialmente, caminamos al borde del abismo de la desunión y la ruina económica. Los jóvenes no trabajan, los viejos comienzan ya a serlo cuando cumplen los cincuenta años, a los discapacitados les hemos dejado sin prestaciones y por si fuera poco, estamos endeudados hasta las cejas. Con semejante panorama, además, queremos ir a parar a la época de la caída del Imperio romano, en la que suevos, vándalos y alanos se apropiaban de lo que quedaba de la romanización, para destruirla y luego entregársela por la fuerza a los visigodos quienes, años mas tarde, en plena decadencia se dejaban arrebatar el poder y el territorio por otros invasores venidos de la orilla africana del Mediterráneo, y así sucesivamente. La historia, como las hemerotecas , es muy cruel, porque retrata fielmente lo que somos como pueblo, o si lo prefieren los independentistas, como conjunto de tribus peleando por su subsistencia. Y lo malo, es que, la mediocridad, campa libremente en pleno siglo XXI, por el terreno de la política en su conjunto, monarquía incluida, el ibex 35, los sindicatos y hasta de la empanada de maíz .¿Qué podemos hacer?


Pues miren, nosotros los de la prensa independiente, a repartir estopa . Y Vds., si me permiten el consejo, a protestar ruidosamente para que se cambien las cosas. Y si no les hacen caso, exigir nuevas elecciones, para que puedan echar democráticamente a los mas prepotentes e irresponsables, que no saben o no quieren hacer política pero, de la de verdad, que es la que siempre encuentra una solución negociada a los problemas que se nos van presentando o que algunos nos crean, sin ninguna necesidad, que esa es otra. Llega el 2016. Preparémonos.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil