martes, 22 de agosto de 2017 13:16
Opinión

TODO FUE MUY BONITO, MIENTRAS DURÓ

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Bueno, pues ya estamos donde los que tienen el poder económico querían y que los colegas de PRISA les han venido relatando en sus encendidos editoriales, a los que ha acompañado la otra gran empresa del grupo, la SER, quien, con grabaciones de las partes mas "significativas" del Comité Federal del sábado--o sea: aquellas en las que al secretario general del PSOE se le pone de chupa de dómine-- han redondeado la faena de acoso y derribo a un posible pacto con Podemos, para luego confluir en otro acuerdo en el que Ciudadanos y PP gobiernen con la abstención de los sociatas, para lo que hace falta un último acto en el que Rajoy haga de Artur Mas e incluso Sánchez se retire abochornado por tanta falta de calor "fraterno". Y si no, elecciones para ganar tiempo y que la gente, otra vez la gente, recapacite y comprenda que su destino entre los grandes, como ya le pasó a los griegos, es agachar la cabeza y dejarse gobernar por los designios de Bruselas, bien pertrechados ideológicamente por el Fondo Monetario Internacional o por quienes quieren que su dinero no caiga en manos de gobernantes demasiado generosos con las reformas sociales o el fin de los desahucios.


La comedia todavía no ha terminado y a este auto sacramental aún le quedan dos o tres actos para concluir en un desenlace feliz en el que, ni usted ni yo, tenemos mucho que decir, salvo que todo fue muy bonito mientras duró. La cruda realidad se abre paso y tan solo un milagro nos puede salvar de tanto despropósito. Hemos llegado demasiado lejos y, desgraciadamente, ahora mismo los líderes carismáticos no existen, y los pocos que podrían dar un paso adelante y ponerse del lado de los que más les necesitan han desaparecido o han cambiado de bando, asustados por tantas presiones y, sobre todo, porque nunca se han merecido la confianza de sus propios votantes, que han arriesgado bastante más de lo que esos dirigentes nunca pensaron jugarse por ese bien común que juraron defender.


Acabemos ya y dejemos solos a estos actores mediocres, que la representación ya no interesa a casi nadie y no nos van a devolver el dinero de la entrada.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil