martes, 12 de diciembre de 2017 05:31
Economía

El futuro del sector de la energía está en la supercomputación

|


Este martes se ha presentado en Barcelona el proyecto HPC4E con el que grandes compañías y centros públicos de la Unión Europea y Brasil investigarán mano a mano para mejorar la eficiencia del sector energético gracias a la computación de alto rendimiento.


El proyecto HPC4E (High Performance Computing for Energy) tiene como objetivo generar el conocimiento y las tecnologías necesarias para realizar simulaciones a gran escala en investigaciones sobre energía, como la producción de energía eólica, sistemas de combustión de biogás o la exploración de reservas de hidrocarburos.


El proyecto agrupa a las empresas españolas Iberdrola, Repsol y Total, así como el Centro Nacional de Supercomputación, Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas, el Institut Nacional de Recherche en Informatique et Automatique y la Universidad de Lancaster. Por parte de Brasil, participan en el proyecto la empresa Petrobras así como varias universidades y centros tecnológicos del país.


Con este proyecto, centros de investigación y empresas estarán un paso adelante en la aplicación de la supercomputación. En unos años los supercomputadores ‘exascale’ serán capaces de realizar un trillón de operaciones por segundo. Por eso este proyecto nace para preparar hardware, software y algoritmos capaces de exprimir al máximo el rendimiento de estos ordenadores.


RETOS DE FUTURO


El informe 2014 de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) estima que la demanda global de energía crecerá un 37% hasta 2040. Por eso, tanto para la Comisión Europea como para Ministerio de Ciencia y Tecnología de Brasil es prioritario trabajar en una transición sostenible y competitiva del sector energético frente a este reto.


Para José María Cela, coordinador del proyecto HPC4E, la aplicación de la supercomputación es vital para poder mejorar la eficiencia de los sistemas de producción de energía: “Si en estos momentos la computación de altas prestaciones ya se considera un factor clave en la investigación y la innovación, las características de la próxima generación de supercomputadores los hará todavía más imprescindibles". Cela ha insistido en que el proyecto trasciende de lo académico y busca un uso real.


Así, las empresas participantes tienen sus propios intereses en la investigación y aplicación de la supercomputación. En el caso de Iberdrola, líder mundial en energías renovables, supondrá conocer mejor el recurso eólico en todos sus proyectos, con el objetivo de reducir los costes de inversión y crear sistemas más eficientes y competitivos.


Por su parte, Repsol aprovechará lo que ofrece esta tecnología para mejorar sus prospecciones petrolíferas y de gas y hacerlas más eficientes. El proyecto también investigará sobre cómo mejorar y controlar la combustión de biogás. 

relacionada Iberdrola defiende el desarrollo de las renovables en el Foro de Davos
relacionada Repsol vende parte de su negocio de gas en el norte de España y Extremadura

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil