jueves, 17 de agosto de 2017 01:44
Politica

El PP suspende de empleo y sueldo al asesor Luis Salom

|



La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia ha abierto expediente disciplinario y ha suspendido cautelarmente de empleo y sueldo al asesor del grupo municipal del PP Luis Salom, investigado -término que sustituye al de imputado tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal- dentro de la 'Operación Taula', derivada del caso Imelsa.


Así lo ha anunciado este viernes el portavoz del equipo de gobierno y segundo teniente de alcalde, Jordi Peris, en la rueda de prensa posterior a la Junta, en la que se ha tratado este asunto fuera del orden del día, ante la situación del asesor 'popular', que sigue investigado, tras declarar ayer ante el titular del juzgado de Instrucción número 18 de Valencia que investiga la causa.


Peris ha justificado esta decisión ante la "relevancia de los hechos" investigados dentro de una "causa penal" y que han motivado la apertura de expediente disciplinario con suspensión de empleo y sueldo que contempla el Régimen Disciplinario de los Funcionarios, también para personal eventual, como es el caso de Salom.


Se trata de una suspensión "cautelar" hasta que se levante el secreto de sumario y se puedan ir emprendiendo nuevas acciones, ha apuntado. Esta medida se aplicará también al resto de asesores del grupo municipal popular, conforme vayan prestando declaración ante el juez, si tras comparecer, siguen como investigados en la causa.


En este punto ha aclarado que la suspensión de Luis Salom es diferente a la del cese de la asesora y secretaria del grupo municipal popular, María del Carmen García Fuster, -detenida dentro de la misma operación-, dado que en su caso el PP presentó un escrito solicitando su cese, mientras que en el caso de Salom "lo pedimos al grupo popular pero no lo ha hecho", ha puntualizado.


"NO SOPORTAR NI UN MINUTO MÁS NINGUNA MANCHA DE CORRUPCIÓN"


El gobierno local, por su parte, ha decidido "actuar con la máxima cautela pero también con la máxima contundencia". "El Ayuntamiento de Valencia no puede soportar ni un minuto más ninguna mancha de corrupción en la ciudad" ha advertido. El edil ha querido dejar claro que, en cualquier caso, "todos los imputados en corrupción no nos representan, son rémoras del pasado".


Además, el portavoz del gobierno municipal ha aprovechado para pedir públicamente la dimisión del concejal del PP Alfonso Novo investigado también por el juez en la Operación Taula y le ha solicitado que entregue su acta. "Si no lo hace, pediremos al PP que lo expulse" y pasaría al grupo de No Adscritos, ha explicado.


Esta petición, la extenderán también al resto de ediles 'populares' según vayan compareciendo ante el juez, si se les mantiene como investigados tras declarar.


Para Peris, no se trata de hechos aislados, sino que las informaciones que van conociendo revelan un "funcionamiento como trama organizada", por lo que el consistorio ha planteado también la creación de una comisión de investigación para "depurar responsabilidades políticas". Se constituiría este mismo mes de febrero pero que empezaría trabajar cuando se levante secreto sumario. La idea es que todos los grupos municipales, incluido el PP, tengan un representante y el voto sea ponderado según su representación.


Esta comisión desarrollaría su trabajo a lo largo de tres meses prorrogables otros tres y prevé llamar a comparecer a testigos, investigados y expertos en la materia. No se descarta citar a la exalcaldesa de la ciudad, Rita Barberá. El 18 de febrero se celebrará la comisión informativa en la que se cerrará el formato definitivo de la comisión de investigación.


"VOLVER AL PUNTO DE PARTIDA"


Mientras tanto, el segundo teniente de alcalde ha asegurado que el consistorio valenciano "sigue funcionando con total normalidad en el desarrollo de las políticas y proyectos que tiene en marcha en la ciudad" aunque es cierto que es un tema que "preocupa profundamente" y "el equipo de gobierno está dedicando un esfuerzo y un tiempo para ver de qué manera se puede regenerar la imagen y la ética pública en el Ayuntamiento de Valencia.


En este sentido, el concejal de comercio, Carlos Galiana, que ha comparecido en la rueda de prensa junto a Peris, ha lamentado cómo afectan estos casos a la "imagen de la ciudad". "Llevamos meses trabajando por regenerar la imagen, por la marca Valencia, porque no asocien al Ayuntamiento con la corrupción, y brindar la ciudad como un destino atractivo para las inversiones, el comercio y el turismo y ahora nos da la sensación de volver al punto de partida".


Según el edil, ahora tienen que "hablar de nuevo para decir otra vez que no, que no somos los valencianos los corruptos, que es un Ayuntamiento completamente diferente y es un sobreesfuerzo. Es nefasto para la ciudad".

relacionada Rita Barberá rompe su silencio sobre las acusaciones por el Caso Imelsa
relacionada Libertad provisional para catorce de los 24 detenidos por el 'caso Imelsa'

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil