miércoles, 18 de octubre de 2017 22:18
Politica

Cándido Méndez considera que unas nuevas elecciones serían un “fracaso”

|




El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha instado a las "fuerzas del cambio" a hacer "un esfuerzo" y alcanzar cuanto antes un acuerdo para formar Gobierno porque la convocatoria de unas nuevas elecciones sería "la constatación de un fracaso" y en ellas, según las encuestas, "el mapa político no cambiaría de manera sustancial".


Aunque el PP haya obtenido mayoría con 7,7 millones de votos, ha destacado que hay un conjunto de partidos --entre los que incluye a Ciudadanos (C's)-- que "han apostado por el cambio de forma clara y decidida" y han sido votados por 15 millones de personas. "Hay una mayoría más que suficiente para que se produzca ese cambio", ha apostillado.


"Por eso nosotros consideramos que se ha de formar un Gobierno que apueste por el cambio o, dicho de otra manera, un Gobierno que demuestre y se comprometa a dejar atrás una etapa muy dura y con tintes autoritarios", ha manifestado el líder de UGT este jueves en una rueda de prensa en Santander.


Unos "tintes autoritarios" que, en su opinión, se han reflejado en la promulgación de "la Ley Mordaza" o tratar de "atemorizar a la clase trabajadora" con la aplicación del apartado 3 del artículo 315 del Código Penal y así "cercenar el ejercicio del derecho a huelga".


En este punto, ha recordado que hoy continua celebrándose el juicio contra los ocho sindicalistas de Airbus, a los que la Fiscalía solicita 66 años de cárcel por convocar y participar en la huelga general del 29 de septiembre de 2010.


Méndez ha confiado en que se va a reconocer la "inocencia" de estos trabajadores, lo que conllevará "recuperar la libertad y la democracia en el ejercicio del derecho fundamental del ejercicio de huelga".


"Yo espero que con un nuevo Gobierno esa etapa quede atrás", ha ensalzado el sindicalista, que ha destacado que la situación política actual es "inédita" y está "llena de expectativas" ya que "las mayorías absolutas han muerto" y se ha abierto un tiempo que necesita del "pacto y el diálogo".


Méndez, que ha comparecido junto con la secretaria general de UGT en Cantabria, María Jesús Cedrún, ha participado este jueves en Santander en una asamblea con los delegados sindicales de la región.


QUÉ DEBE HACER EL NUEVO GOBIERNO


De cara a la formación del nuevo Gobierno, que confía en que sea de cambio, el secretario general de UGT ha señalado algunas de las políticas prioritarias como son "la creación de empleo y que éste sea de calidad, la mejora de los salarios, la reparación de los graves problemas de los servicios públicos y la lucha contra las desigualdades, la exclusión y, por supuesto, la corrupción".


Pero ha considerado que hay otras medidas que se han de poner en marcha con "urgencia". La primera, y para la que ha ensalzado que no es necesario esperar a la constitución del nuevo Gobierno, es "el reconocimiento de un derecho subjetivo para garantizar una prestación de ingresos mínimos a los trabajadores en riesgo de exclusión o pobreza".


El sindicalista, que ha recordado que esta medida ya la han planteado UGT y CCOO a través de una Iniciativa Legislativa Popular, ha señalado que esa prestación la han cuantificado en 426 euros pero que "debería ser aumentada en función del número de miembros de la unidad familiar".


Según ha dicho, esa renta beneficiaría a 2,1 millones de personas, de las dos tercios son mujeres, que han sido "las más golpeadas por la crisis y por los duros recortes del Gobierno".


La segunda medida "urgente" que, según Méndez, deberá afrontar el nuevo Ejecutivo será la derogación de la Reforma Laboral y la recuperación y reposición de derechos "que nos han expoliado tanto en materia de negociación colectiva --eliminando la ultraactividad de los convenios laborales-- como en la huelga".


"Hay que recuperar estas herramientas fundamentales", ha destacado Méndez, que ha insistido en que la Reforma Laboral no sólo ha recortado derechos sino que "ha aumentado la precariedad laboral y la dinámica peligrosa de devaluación de salarios y, a su vez, ha producido una incitación a la defraudación y la economía sumergida".


SUBIDA PROGRESIVA DEL SALARIO MÍNIMO


Entre otras medidas "a corto plazo", Méndez ha destacado la restitución de las garantías e indemnizaciones por despido y la subida progresiva del salario mínimo interprofesional, cuya cuantía (648 euros) es "totalmente insuficiente".


Por ello, los sindicatos han propuesto que este año se haga "una segunda revalorización, porque se ha hecho una que ha sido absolutamente insuficiente", y el salario mínimo alcance los 720 euros y, para 2017, se suba hasta los 800.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil