lunes, 21 de agosto de 2017 12:28
Politica

Cruce de reproches entre Generalitat y Gobierno por las infraestructuras

|


La inauguración del tramo de la L9 que une Zona Universitària con la T1 del Prat ha sido el escenario en el que la Generalitat y el Gobierno central han aprovechado para lanzarse acusaciones sobre la financiación de las infraestructuras públicas en Catalunya. 


Por un lado, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha acusado al Estado de haber "dimitido" de su responsabilidad de invertir en infraestructuras de movilidad en Catalunya y ha afirmado que proyectos como el del tramo sur de la línea 9 del Metro de Barcelona han sido posibles gracias al esfuerzo de la Generalitat y de las administraciones locales.


Así, Puigdemont ha afirmado que esta infraestructura es la expresión de un esfuerzo colectivo y de que en un momento de recursos muy limitados se ha sabido dar respuesta a las necesidades de movilidad, aunque ha sido muy difícil. "En este contexto de grandes esfuerzos de la Generalitat y de la administración local, el Estado ha dimitido de sus responsabilidades", ha exhortado.  


El presidente catalán ha lamentado que el gobierno central haya reducido "en un 40% sus aportaciones a la financiación del transporte público, pasando de 150 millones a 95 millones". Según Puigdemont, la sostenibilidad del sistema ha sido gracias al esfuerzo de los ayuntamientos, que han aumentado enormemente su aportación más que doblando a la del Estado: "Si no hacemos las infraestructuras no nos las hacen", ha señalado.


Ante un auditorio de más de 800 personas, el presidente catalán ha recordado los problemas de puntualidad de los trenes Regionales de Renfe y las incidencias en el servicio de Rodalies, en contraposición al funcionamiento de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), y ha reiterado la demanda de la Generalitat de asumir la gestión de todo el servicio de Rodalies.


"A parte de tener la responsabilidad, hemos entendido que había que invertir en mantenimiento y allí donde nos ha tocado gestionar a nosotros la responsabilidad de un buen servicio, allí hay resultados", ha añadido Puigdemont, cuyas palabras han provocado que se marchara del acto el presidente del grupo parlamentario del PP en Catalunya, Xavier García Albiol.


En cuanto al nuevo tramo sur de la línea 9 del Metro, Puigdemont ha reiterado el compromiso del gobierno catalán de proseguir las obras del ramal sur de la línea 10 con la previsión de que entre en servicio en 2017.


Antes de los discursos, Puigdemont ha hecho un viaje inaugural acompañado por el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras; el expresidente de la Generalitat, Artur Mas; el conseller de Territorio, Josep Rull; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín; y el del Prat de Llobregat, Lluís Tejedor.


EL SECRETARIO DE ESTADO DE INFRAESTRUCTURAS DICE QUE HAN INVERTIDO 11.000 MILLONES EN CATALUNYA 


El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, ha afirmado que el Estado ha invertido en los últimos cinco años más de 11.000 millones de euros en Catalunya, en respuesta al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.


En este sentido, Gómez Pomar ha manifestado que "la inversión del Estado en Catalunya es una prioridad y un motivo de gran dedicación de los presupuestos, con más de 11.000 millones de euros a lo largo de estos cinco años asignados como inversión a Catalunya".


En cuanto a los reproches que previamente había hecho el presidente de la Generalitat al Estado, Gómez Pomar ha dicho: "La posición que viene manteniendo el gobierno de Catalunya en relación con España es reiterada y evidente y no voy a entrar a comentar unas palabras que se califican por sí solas".


Gómez Pomar también ha reprochado al Govern que inicialmente no invitara a la inauguración de la L9 a la ministra de Fomento, Ana Pastor, que no ha acudido por estar en el Consejo de Ministros, ha afirmado el secretario de Estado. "No voy a abrir una polémica pero yo creo que la gestión de las invitaciones para la participación del Estado en el acto se podría haber organizado de una manera mejor", ha añadido.


Gómez Pomar ha dicho que la administración del Estado y el Gobierno entienden que es un acto de absoluta lealtad institucional estar en cualquier inauguración que se produzca en cualquier parte del territorio nacional y, por lo tanto, "es esencial la presencia del Ministerio de Fomento aquí por la vinculación que hay entre el aeropuerto y las conexiones ferroviarias".


Por lo que se refiere al nuevo tramo de la línea 9, ha calificado de "extraordinario" que el Aeropuerto de Barcelona-El Prat pase a estar conectado con el Metro y ha recordado que Fomento ha reactivado las obras de la lanzadera de tren que conectará la estación de Rodalies de El Prat con el aeropuerto.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil