viernes, 18 de agosto de 2017 22:01
Politica

El PP se niega a declarar ante la juez por el borrado de los ordenadores de Bárcenas

|




El asesor jurídico del PP Alberto Durán ha asumido la responsabilidad de aplicar en 2013 el protocolo de borrado de los ordenadores del extesorero Luis Bárcenas ante la juez de instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, según han informado fuentes jurídicas presentes en la declaración.


Durán ha sido el elegido por el PP para representar al partido como persona jurídica, aunque se ha negado a declarar y se ha limitado a leer un papel en el que subrayaba la colaboración de la justicia.


La juez ha tomado declaración a Alberto Durán en su doble condición de investigado en la causa y como representante legal del PP en la causa que investiga el borrado de los ordenadores de Bárcenas en 2013. En concreto, no ha aceptado preguntas de las acusaciones y sólo ha respondido en calidad de investigado a la Fiscalía y a la propia juez. Cuando ha llegado su turno como representante legal del PP, ha evitado todas las preguntas.


Durán ha reconocido que fue él el que ordenó el borrado de los ordenadores y que se lo comunicó a María Dolores de Cospedal después, versión que contradice la que Bárcenas mantiene, que señala a la secretaria del PP como la que habría dado la orden.


En la nota leída y luego difundida como comunicado, el PP subraya su "escrupuloso respeto" hacia la ley y defiende la actuación de la gerente y tesorera del partido, Carmen Navarro, también investigada, así como del asesor jurídico Alberto Durán y el responsable del sistema de información, José Manuel Moreno. "En ningún momento se ha destruido o borrado ninguna información del señor Bárcenas", apunta.


El PP ha alegado que, siguiendo los protocolos internos instaurados por Navarro en 2010, los ordenadores utilizados por Bárcenas, pero "propiedad" del partido, "fueron abandonados sin información, dato, archivo, registro o programa de ningún tipo". En este sentido, recuerda que el extesorero sostuvo este extremo en una declaración ante el juzgado central de instrucción número 5.


SÍ HABÍA ARCHIVOS, SEGÚN BÁRCENAS


La pasada semana, Bárcenas declaró ante la juez de instrucción número 32 que en sus ordenadores había recibís relacionados con "determinados sujetos del PP" y una carpeta sobre pagos relacionados con la causa abierta en la Audiencia Nacional por la presunta caja B del PP, además de "documentos que afectaban a la campaña electoral".


El partido presidido por Mariano Rajoy, según la declaración leída ante la juez, le recuerda a Bárcenas que no ha presentado "ningún título" que acredite que estos equipos son suyo. Además, considera que el extesorero se llevó "desde luego" los archivos alojados en su día en los dos ordenadores.


"El Partido Popular", argumenta en este escrito, "ha ofrecido siempre la máxima colaboración con los tribunales para el total esclarecimiento de cualesquiera actuaciones ilícitas que hayan podido cometer personas que estén o hayan estado vinculadas al mismo, y tiene el firme compromiso de acometer cuantas medidas estén a su alcance para garantizar su persecución y evitar su repetición en el futuro".


NAVARRO Y COSPEDAL, AL MARGEN


En su primera declaración, Alberto Durán ha asumido la responsabilidad de aplicar el protocolo de borrado siguiendo el protocolo instaurado en 2010 por la gerente del PP, Carmen Navarro. Fuentes jurídicas presentes en la declaración han explicado que Durán ha comentado que trabaja para el PP de una forma "autónoma" y que su 'jefa' directa, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, supo de la entrada en el antiguo despacho de Bárcenas pero no que se iba a aplicar un protocolo de borrado a sus dos ordenadores.


El asesor jurídico ha dejado al margen de su decisión tanto a la propia Cospedal como a la gerente, que sólo fueron responsables de dar la orden directa para evitar que el extesorero entrara en 'Génova' después de que comenzaran a publicarse noticias sobre sus cuentas en Suiza y los llamados 'papeles de Bárcenas'.


Antes de tomar declaración a Durán, la juez Rosa María Freire archivó la causa abierta por encubrimiento contra el antiguo jefe de los servicios informático del PP Javier Barrero, sustituido por José Manuel Moreno. En su auto, reconocía que Barrero "carecía de mando y responsabilidad" y "era ajeno" a la decisión de borrar los ordenadores.


Ante la juez, Barrero explicó la semana pasada que, al estar de baja, no pudo participar entre abril y julio de 2013 en el borrado de los dos equipos que, según su versión, eran propiedad de Luis Bárcenas y no del Partido Popular. También negó que existieran protocolos internos para proceder al borrado de los ordenadores de la sede nacional del PP.



relacionada El PP, investigado, deberá dar explicaciones sobre el borrado de ordenadores de Bárcenas
relacionada Bárcenas señala a Cospedal como responsable del borrado de sus ordenadores

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil