domingo, 22 de octubre de 2017 02:47
Sociedad

La delicada situación de la Sanidad en Cataluña

|

Servicios de Urgencias colapsados, salas de espera llenas, ventanas remendadas, pacientes alojados en pasillos e incluso lavabos sin jabón ni papel higiénico. 


Cada día, nuestra publicación hermana Catalunya Press recibe imágenes y quejas de usuarios y profesionales de la Sanidad catalana.


La Marea Blanca de Catalunya denuncia la situación de “emergencia sanitaria” que vive la sanidad catalana consecuencia de los recortes. Una emergencia que se refleja en el colapso de los servicios de urgencias de los hospitales de toda Cataluña.  


Una de las situaciones más graves es la que se vive en el hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona), en especial su servicio de Urgencias. Tanto trabajadores como usuarios hace tiempo que denuncian su situación de colapso, con “largas horas de espera” que los pacientes padecen.



Además, hay enfermos que pasan días en los pasillos o en boxes por falta de camas.






Asociaciones como la Plataforma Asamblearia de Trabajadoras y Trabajadores (Patt) o la Federación de Asociaciones Vecinales de Sabadell recuerdan que “la falta de recursos puede provocar situaciones de riesgo para las personas”.



Las causas de esta situación: el cierre de plantas y camas, consecuencia de los recortes en recursos económicos y humanos, las externalizaciones y las privatizaciones. El comité de empresa de este hospital califica la situación del centro de “infrahumana”.



Catalunya Press también se ha hecho eco de la situación en LLeida. Los servicios de Urgencias de la comarca de la Noguera están saturados. La Confederación General del Trabajo (CGT) denuncia que de los cinco equipos de enfermeros y médicos que existían en la comarca, ahora hay solo dos. Unos recortes que no solo afectan a la calidad de la atención sino también a los propios profesionales, que se ven desbordados.



Otra situación sangrante es el de los Centro de Atención Primaria (CAP). En el caso de los de Lleida, sus lavabos públicos no tienen papel higiénico ni jabón de manos. 



En el reportaje de la televisión Dponent se puede ver que algunos centro han estado más de un día entero sin papel. Los dispensadores de jabón están vacíos en pleno período gripal, cuando hay que extremar la higiene para prevenir contagios. Además, en las piletas se ven resto de sangre.  



Cap LLeida papel


Una situación que se arrastra hace años en toda Cataluña. En el primer año del anterior conseller de Salut de la Generalitat, Boí Ruiz, en 2011, el número de personas en la lista de espera creció un 43% y alcanzó los 193.879 pacientes. El Departamento acumuló, entre 2011 y 2014, 38.884 reclamaciones a causa de la tardanza para operarse y en el acceso a las pruebas diagnósticas. El hospital municipal de Badalona y el Parc Taulí de Sabadell acumularon el 25% de las quejas.


Entre los ocho hospitales del Instituto Catalán de la Salud, las reclamaciones por retrasos en operaciones y pruebas diagnósticas suponen el 29% del total. Ruiz acabó 2014 cumpliendo los plazos garantizados, pero a costa de desviar 16.253 enfermos de su hospital de referencia a otros centros. 



El nuevo conseller de Salut, Toni Comín, se escuda en que la situación se debe a la falta de presupuesto, que no llega para cumplir con el plan de choque prometido por Junts pel Si. Situación, dice Comín, que solo se puede revertir “con la independencia” de Cataluña. "Cualquier persona comprometida con los derechos sociales debería mirar con mucho interés el escenario de la independencia", ha dicho, porque permitiría que Cataluña pudiera dar respuesta a los problemas de los ciudadanos. 



COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil