domingo, 22 de octubre de 2017 01:19
Politica

La primera prueba de fuego de Felipe VI como rey

|



Todavía está todo en el aire, los pactos de Gobierno, los acuerdo de apoyo o abstención, quién será quién en el nuevo Gobierno en el que todavía no hay nada claro. Y el mensaje de Felipe VI tampoco es muy alentador. El Rey muestra su inquietud porque no sabe si fracasará en su cometido institucional de proponer un candidato a la presidencia del Ejecutivo, si será necesario celebrar una tercera ronda de contactos si Pedro Sánchez fracasa o incluso si habría que repetir elecciones.


El monarca continúa con sus reuniones periódicas con altos cargos del Estado y de las Administraciones ante la excepcionalidad de un momento político de incertidumbre. En la intimidad reconoce sus ansiedades ante el papel que se le ha presentado como Jefe del Estado. Y es que Felipe Vi se la juega en el cometido que desempeña para que España tenga un nuevo Gobierno. Al Rey le inquieta no estar a la altura de las circunstancias en un momento tan delicado.


Para el monarca, la verdadera prueba de fuego comenzará a partir del 4 de marzo si Sánchez no logra los apoyos suficientes para lograr formar Gobierno. De ser así, se plantearía un escenario nunca vivido en nuestra democracia. El monarca está ante una tesitura a la que nunca tuvo que enfrentarse su padre.


Porque si Sánchez no lo consigue, Felipe VI cree que debería convocar una tercera ronda de contactos, como así lo contempla el artículo 99 de la Constitución. Una posibilidad que Zarzuela ya ha dejado entrever.


Pero las dudas del monarca no terminan ahí. La opción de abrir un período de reflexión es otra alternativa ante el bloqueo después de dos intentos fallidos. El artículo 99.1 de la Carta Magna establece que “el Rey, a través del presidente del Congreso, propondrá candidato”, aunque no establece plazos. De esta manera, el monarca podría decidir hacer un paréntesis en el que las distintas formaciones puedan negociar pactos estables de gobernabilidad.


Con los resultados de las elecciones de diciembre, el protagonismo de Felipe VI ha sido mayor del habitual en la formación de Gobierno. Y ha coincidido con su estreno como Jefe del Estado. El Rey, en la intimidad, muestra su preocupación ante el escenario de una repetición de las elecciones que, considera, serían interpretadas como un fracaso de su labor y la constatación de su incapacidad de dar forma al mandato dado por los ciudadanos a través de las urnas. Un escenario fatal para un rey que no goza, ni de lejos, del carisma ni del apoyo que en su día tuvo su predecesor. 

relacionada Rajoy: "El Rey no me ha ofrecido formar Gobierno"
relacionada El Rey concluye la ronda de consultas con Iglesias, Sánchez y Rajoy
relacionada El Rey inicia las conversaciones con los partidos antes de decidir un candidato para la investidura

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil