martes, 24 de octubre de 2017 13:24
Opinión

EL RCD ESPANYOL, CUNA DE HÉROES COTIDIANOS

Sergio Fidalgo
Sergio Fidalgo

El RCD Espanyol es uno de esos clubes que crean impronta entre sus aficionados. Ser del Cádiz en Cádiz es sencillo, milite el equipo en Segunda B o en Primera División. O del Zaragoza en Aragón. O del Pontevedra en su provincia. Nadie va a cuestionar que apoyes al club local. Pero en Cataluña se vive una tremenda anormalidad. No hay ‘clubes locales’, hay un equipo que se ha convertido en algo más que una religión.


Y ya se sabe lo que pasa con los que no profesan la fe mayoritaria de una comunidad, que tienden a ser considerados ‘herejes’. Eso es lo que nos pasa a los aficionados del RCD Espanyol, que somos vistos por la ‘religión’ oficial, el barcelonismo, como malos ciudadanos. Por eso ser perico es ser un héroe cotidiano, porque tienes que dar continuamente explicaciones del porqué no eres culé y el por qué formas parte de una afición ‘perdedora’ teniendo al lado ‘al mejor equipo del mundo’.


Dentro de esta familia de ‘héroes cotidianos’ quiero reconocer la labor de Alberto Ariza, que durante casi ocho años ha sido presidente de la federación que agrupa a las peñas del Espanyol y que en unos días dejará el cargo por motivos personales. El cargo que ha ejercido no es sencillo, es como el jamón de un bocadillo, porque unos, los dirigentes del club siempre presionan para que la afición ‘se porte bien’ y no exija y colabore de manera acrítica, y otros, las peñas y los aficionados en general, también apretan para que el club funcione mejor, fiche más, dé facilidades para los viajes siguiendo al equipo…


Ariza ha detentado el cargo con honestidad, que es lo mejor que se puede decir de alguien que tiene relación con el mundo del fútbol. No ha ganado nada, y el ser presidente le ha costado mucho tiempo y dinero. Le deseamos mucha suerte, como a los miles y miles de héroes cotidianos que han conseguido que el RCD Espanyol lleve más de 115 años defendiendo la pluralidad deportiva en Catalunya, y aguantando el chaparrón por formar parte de una maravillosa minoría.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil