sábado, 19 de agosto de 2017 15:12
Politica

Rita Barberá: "Les voy a decir muy clarito que no dimito, es que ni me lo planteo"

|



"He preferido mantener un prudente silencio". Así ha arrancado la rueda de prensa de la ex alcaldesa de Valencia y senadora, Rita Barberá, en la que ha insistido que "no ha contribuido ni ordenado ningún blanqueo de capital" en su grupo municipal y ha asegurado: "la alcaldesa nunca ha tenido caja B".


Así lo ha indicado en su primera comparecencia pública en la que ha afirmado: "Todo lo que se ha dicho al respecto es absolutamente falso" y ha reconocido haber dado donativos mensuales al partido de 60,10 diez euros y extraordinario que "nunca" le fueron devueltos.


La ex primera edil ha lamentado las "mentiras impunes", "condenas mediáticas" y el "apaleamiento público" que está sufriendo. Aunque ha asegurado que ha decidido romper su silencio "no por ceder a presiones"


Rita Barberá ha recalcado que "nunca se ha amañado un contrato en el Ayuntamiento de Valencia durante los 24 años" en las que ella fue primera edil, al tiempo que ha aseverado que ni ha "ordenado, ni pedido, ni insinuado la menor mordida".


Al respecto, la política 'popular' ha subrayado: "Nunca se ha amañado ningún contrato o adjudicación en el Ayuntamiento en los 24 años en los que fui su alcaldesa; nunca he ordenado, pedido o insinuado la menor mordida a ningún contrato".


En este sentido, ha recordado que la adjudicaciones las proponía la Meas de Contratación, donde los más altos técnicos de la corporación local eran mayoría.


Es más, ha agregado que "cada vez que entraba un concejal nuevo" en el equipo de gobierno, ella les decía: "No firméis nada si antes no lleva la firma del técnico correspondiente. Esa frase es mía reiterada por activa y por pasiva", ha dicho.


"Soy una persona honrada con una alta consideración del valor del humanismo, que heredé de mi padre", ha manifestado, para recalcar: "no soy una persona corrupta ni desde el punto de vista económico ni moral".


En lo que se refiere al su aforamiento ante el Tribunal Supremo, Rita Barberá considera que eso  "no significa ni impunidad ni blindaje" sino únicamente que, en el caso de que se le tuviera que juzgar, que su causa correspondería al Tribunal Supremo, que es un órgano formado por los juristas "más acreditados y de mayor prestigio" y donde acaban "todos los casos" vía recurso.


A pesar de las presiones dentro y fuera de su partido y de las filtraciones mediáticas que ella misma ha denunciado, la senadora ha querido expresar "muy clarito" y "muy fuerte" que no dimite "pese a las ansias irrefrenables de la izquierda" para que "desaparezca de la política" porque no sabe de lo que se le acusa. "Ni me lo planteo", ha recalcado.


Barberá ha subrayado que si alguien tiene la "tentación" de compararle con Esperanza Aguirre, ha explicado que la dirigente madrileña ha dimitido como presidenta del PP de Madrid, de un cargo orgánico pero no institucional, mientras que ella no tiene cargo orgánico del que dimitir.


Tampoco conoce "nada" de lo que se le acusa porque existe secreto sumaria y ese "es el quid de la cuestión". "No he hecho ningún delito o ilícito. Sí he sufrido mucha condena mediática", ha manifestado.

relacionada El Senado no quiere pronunciarse sobre el aforamiento de Rita Barberá
relacionada Rita Barberá, en el punto de mira de las investigaciones por corrupción
relacionada Rita Barberá se queda sin cargos directivos pero seguirá siendo aforada

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil