martes, 22 de agosto de 2017 01:53
Opinión

LA INVESTIDURA

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Comienza el espectáculo de la investidura. Por lo que parece, el pescado esta ya vendido. Hablará Pedro Sánchez y, al día siguiente, el resto de sus adversarios, que, aparentemente, son todos los grupos parlamentarios menos el líder de Ciudadanos, que hará de bueno, y Coalición Canaria, que ha tenido el valor de dejar claro su voto favorable desde el principio.


Luego votarán. En primera estancia para vapulear al candidato y en segunda votación para acabar de rematarlo. Aquí nuestros políticos son así. Les pasa como a la fabula de la zorra y las uvas, que por no poderlas alcanzarlas dice que están verdes. Por lo que se ve, los barones del PSOE lo tienen todavía más claro: no asisten ni a la convocatoria de su Comité Federal porque saben que tienen un candidato perdedor y que todavía no se ha cerrado el ciclo de su sacrificio personal y político.


Mientras, el país camina despacio y saborea el que no sean los políticos los que lo gobiernan. Tenemos, como los belgas, la amarga sensación de que las cosas funcionan razonablemente bien sin que los partidos metan cuchara en los asuntos públicos. Es como si tuviéramos dinero a plazo fijo o en una SICAV para ricos que pagan pocos impuestos y disfrutan de beneficios de largo alcance.


No durará mucho este plácido sesteo de invierno en año bisiesto. Pronto nos despertarán, y los gritos y las soflamas volverán a apropiarse de nuestras vidas, y sabremos entonces que se avecinan nuevas elecciones, que según dicen las encuestas --interesadas todas ellas-- nos volverán a ofrecer un panorama similar al que ahora les resulta inconciliable a nuestros sesudos dirigentes. Ante lo cual la pregunta se nos hace muy obvia: ¿para qué ir a votar si volveremos de nuevo a las andadas? 


La respuesta es también de manual, la dio Churchill. "La democracia es el menos malo de los sistemas políticos". Churchill también dejó para la historia otra frase que no deben conocer ni Iglesias, ni Sánchez, ni Rivera y mucho menos Mariano Rajoy: "La democracia es la necesidad de doblegarse, de vez en cuando, a las opiniones de los demás". Pues, eso.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil