martes, 17 de octubre de 2017 17:23
Cultura

Erika Lust convierte en películas tus "confesiones" sexuales

|


EL

(Foto: la directora de cine porno Erika Lust)


María del Mar Navarro.- La productora y directora de cine porno Erika Lust inauguró el pasado viernes con su sesión de 'Pornografía en femenino' el ciclo de la Filmoteca de Catalunya (plaza de Salvador Seguí, 1) 'Les escletxes de la censura' ('Las fisuras de la censura'), que abordará la censura moral en el cine a través de cuarenta títulos en los meses de julio y agosto.


La cineasta sueca, que no dejó de sonreír, se mostró agradecida por la invitación de la Filmoteca y aseguró estar “un poco nerviosa” por compartir su propuesta con “un público tan amplio” que no dejó ni un asiento de la sala sin ocupar.


Lust, que lleva en la industria del cine para adultos más de una década y es considerada una pionera de la pornografía feminista, presentó una recopilación de cortometrajes nacidos de su proyecto XConfessions, que tiene “online unos 80 largometrajes”. Según la directora, la web XConfessions.com, “recoge fantasías, aventuras e historias eróticas de la gente”. Ha insistido en que su equipo lee “todas esas confesiones anónimas” y elige dos de ellas cada mes “para convertirlas en películas”.


UN CINE PORNO DIFERENTE


El cine porno de Lust, caracterizado por ser diferente del habitual, ofrece una visión feminista que pone el acento en el erotismo, potenciado por unos sugerentes preliminares --muchas veces olvidados en el porno habitual—, que cobran protagonismo en sus cuidadas puestas en escena.


Además, sus películas están hechas desde una perspectiva lúdica, ya que para la cineasta nórdica “el humor” es uno “de los temas más importantes en el porno”, aunque “es algo que vemos bastante poco”. Sin ir más lejos, los cortometrajes “My Moaning Neighbor” y “Try My Boyfriend”, estrenados durante el pase, son resultado de la mezcla de estos dos géneros.


Para la directora, que se autodefine como una “amante del arte en general”, también es interesante el cruce de diferentes disciplinas. “Me encanta la música, la fotografía, el teatro, el baile, el canto… Y me gusta mucho poder incorporar estos elementos en mis películas”. La danza, por ejemplo, es un arte con el que Lust ha experimentado en “Horny Beasts”, otro corto proyectado en la Filmoteca para el deleite de los espectadores.


“UN CÁSTING QUE REPRESENTE MÁS A LA GENTE”


Los nueve cortometrajes que conforman la antología de XConfessions demostraron al público asistente que para la cineasta es “importante” que los intérpretes representen “más a la gente en general, que a la gente estilizada del mundo del porno”. Lust asegura que como directora da “prioridad” a la gente con “un look distinto al estereotipado”. 


En ese sentido, lamenta que “es difícil encontrar a gente (diferente) porque muchos de los actores y actrices que están trabajando en el sector mainstream de adultos hoy en día son muy parecidos” debido a que “se van adaptando poco a poco a esa estética” demandada por la industria, “en lugar de intentar diferenciarse y encontrar su propio estilo”. Para Lust “lo más interesante de la gente es su personalidad y encontrar a alguien que te resulte atractivo porque esa persona, de algún modo, es única”.


“TODO EMPIEZA CON UNA HISTORIA”


Otro de los rasgos que desmarca el cine de la sueca del resto es suparticular cuidado en la elaboración del relato. “El guión es básico. Para mí todo empieza con una historia, con un contexto, con entender qué está pasando, quiénes son esos personajes, porqué se desean, qué hacen ahí juntos…”, se cuestiona la directora. En ese sentido, opina que “no hay muchos guiones elaborados” y que “no hay esa química y esa diversión en la gran mayoría del porno mainstream que hay ahí fuera”. Lust sostiene “que están más enfocados en técnicas sexuales, que en conexiones sexuales y emociones entre la gente”.


Sin embargo, esa es precisamente una de las cosas que Lust quiere reflejar en su cine: “Quiero mostrar esa intimidad, esa pasión y esa conexión. Quiero mostrar que el sexo es divertido y que lo pasamos bien cuando tenemos sexo”. La cineasta quiere alejarse de “esas imágenes tan agresivas que se ven muchas veces en el porno mainstream, donde hay un hombre que está enfadado con la mujer y la está “punish fucking”. Quiero mostrar a personas que se lo pasan bien juntas y que se ríen”.


DE LA REVOLUCIÓN DEL VÍDEO A LA DEL INTERNET


Asegura que durante el boom del cine adulto, en los años 60 y 70, “había más interés en contar historias, presentar personajes, dar ideas y fantasías y explicar emociones y sensaciones”. Pero, continúa, “esta idea se perdió un poco con la revolución del video y empezó de alguna manera un arte, que se convirtió en una industria de masas, donde la gente que estaba detrás de las películas, los productores sobretodo, pero también los directores, eran un tipo de hombre que no estaba muy interesado ni en el género cinematográfico, ni en la sexualidad, sino en el dinero que le daban las películas”. Lust cree que cuando se empezó a desarrollar la industria de masas, el cine porno se convirtió en “fast food”, comparándolo con “una hamburguesa hecha rápidamente de la misma manera cada vez” y olvidándose de la “originalidad del creador de detrás”.


Sin embargo, Lust opina que el cine para adultos está cambiando en los últimos años gracias a “la revolución de internet”, que ha supuesto una “distribución más directa del creador a su audiencia, así como una democratización de los medios, de la tecnología y de la posibilidad de hacer cine”. “Veo que otra vez hay gente que tiene una visión, que quiere hacer algo en concreto y empieza a atreverse con este género”, ha explicado la cineasta, que tiene esperanza en “que podamos ver más alternativas, nuevas ideas y “crossovers” de diferentes disciplinas”.


XCONFESSIONS SIGUE CRECIENDO


Lust tilda de independiente su cine, asegurando que elige este calificativo porque el dinero de la producción sale “de su bolsillo” y que, aunque al principio sólo podían “hacer muy pocas cosas”, “en los últimos años está yendo mucho mejor”. Buena prueba de ello es que “el proyecto XConfessions, que lleva tres años, ya está completamente autofinanciado” por sus 5.000 miembros activos, que empiezan “a ser una comunidad bastante importante”. No duda en asegurar que “el sueño de cualquier creador es poder tener contacto directo con la audiencia” y apunta que “en este caso en concreto es muy único”.


Este año, además, la directora ha anunciado que una de las novedades es que cuentan con la colaboración de “guest directors (directores invitados) para realizar más cortometrajes de este proyecto”. En este sentido, Lust se dirigió al público e invitó a todo aquel que tenga “el sueño de hacer una película erótica” a contactar con ella. También tuvo palabras para quien no tenga tal ambición y animó a todo el mundo a “enviar confesiones y quizás sean elegidas para las próximas películas”.



COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil