martes, 24 de octubre de 2017 04:15
Editorial

RECODER, EL ROSTRO IMPENETRABLE

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Si ayer barruntábamos sobre el tornillo que acaba de perder el PSC con su vía canadiense, hoy nos alegra el día el exconseller de Territori, Lluis Recoder, un político que ha comparecido en la comisión parlamentaria correspondiente para asegurarnos sin que se le desfigure el rostro que la venta de la ATLL "se hizo bien y sin prisas y que supuso un ahorro para los ciudadanos de 550 millones de euros". ¡Toma ya...!


Ante semejante afirmación solo queda una cosa por decir: que su marcha del Govern no solo fue necesaria por el bien de Catalunya, sino que a este convergente pata negra hay que investigarle inmediatamente su fortuna porque lo suyo roza ya la chulería más intolerable. Y lo escribo después de que en esta casa hayamos seguido exhaustivamente el tema y porque la impunidad manifiesta con la que ahora se expresa contrasta abiertamente con el auto de prisión que fue dictado contra el principal artífice de la operación, el banquero brasileño Andre Esteve, que dio con sus huesos en la cárcel por corrupción, que fue quien puso los euros de la compra y, según dicen, también pagó generosamente al egipcio que intermedió la polémica venta, donde ACCIONA fue la principal beneficiaria y la familia catalana Rodés de turno mojo también pan de tan jugosa salsa.


Como el Tribunal Supremo siempre se expresa despacio, todavía no ha emitido sentencia definitiva que deje a Recoder con el trasero al aire. Pero el conseller ya sabe y se hace el tonto, lo que si ya ha sentenciado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, y con solo eso, debería haberse ido a los Túneles de Valvidriera a buscar refugio y esconderse por su triste papel en el asunto de la venta y, sobre todo, a no abrir la boca.


Entonces, o este señor es un ignorante ‘cum laude’ de la gestión pública, o sencillamente es la nueva versión del Rostro Impenetrable que dirigió y protagonizó Marlon Brando en 1961 con Karl Malden en el papel de Mas-Colell como gran co- protagonista. Como es sabido por los cinéfilos, el gran Stanley Kubrick fue despedido prematuramente como también le pasó al jefe de Recoder, el inolvidable Artur Mas. Todo ello explicaría la reposición de esta vieja película de autor, ahora que Convergència se refunda y el exalcalde de San Cugat está más olvidado que el baúl de la Piquer en un triste despacho de abogados.


COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil