domingo, 22 de octubre de 2017 19:27
Sociedad

Descubre 5 alimentos que esconden sal

|


Sal


Día tras día, ingerimos una gran cantidad de sal que supera, los 5 gramos que aconseja ingerir la OMS y que es el equivalente a una cucharilla de café. La cadena BBC ha elaborado una lista de alimentos que esconden una ingente cantidad de sal (sodio) y que ignoramos.  


Un consumo constante superior a esas medidas aumenta exponencialmente las posibilidades de sufrir tensión arterial alta, un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.


1- Queso procesado


Aunque la Organización Mundial de la Salud aconseja no ingerir más de 5 gramos de sal al día, son muchos los que -con la llegada del veranito y las tapitas- comen varias lonchas de queso antes de sentarse a la mesa. Y eso, contando con que cada una tiene 0,9 gramos de sal. Así pues, una ración como la que se pone en el bar nos haría superar el umbral recomendado para mantener una buena salud. ¿Cuál es la clave? Si lo tomamos en ensalda, cambiar por yogur griego, y evitar siempre tomarlo en bocadillo.


2-Comida preparada


Los platos precocinados son los grandes aliados de todos aquellos a los que no les apetece nada meterse en la cocina durante horas para comer. Sin embargo, lo que no nos dicen los anuncios es que la mayoría contienen hasta cuatro gramos de sal. Es decir, poco menos que el total que recomienda comer la OMS.


3-Cereales


A pesar de que normalmente son dulces, están fabricados con una gran cantidad de sal. Según explica la BBC, un paquete de estos pequeños amigos cuenta, de media, con 4 gramos de sal por cada 275 gramos. En este caso, es necesario determinar que, si comes la cantidad recomendada por el fabricante, no te excederás. Sin embargo, si te sirves dos veces, estarás cometiendo un pequeño pecado para tu cuerpo.


4-Salsas preparadas


En palabras de la FDA, las salsas que compramos en el súper cuenta con una gran cantidad de sodio. Por poner dos ejemplos, una cucharada de salsa italiana contiene 0,243 gramos y, una vinagreta, 0,28. Si aliñas con gusto la ensalada (es decir, con 4 o 5 cucharadas) estarás ingieriendo una cantidad de sal equivalente a un quinto de la que deberías tomar.


5-Comida enlatada


¿Cómo es posible que la comida que viene en lata esté, en ocasiones, más sabrosa que la que comemos a diario en casa? La razón es sencilla, cuenta con una gran cantidad de sal para que los alimentos de su interior se conserven. Así pues, una lata de judías verdes (aparentemente sanas) en lata, cuentan con 0,6 gramos de sal. Y una de sopa depollo, con 1,5.


Gran parte del exceso de sal que consumimos no proviene de las pizcas que añadimos a los alimentos al cocinarlos, o luego en la mesa. Ésta se encuentra en cantidades mucho mayores en las comidas procesadas antes mencionadas, y también en panes, galletas, carnes procesadas, aperitivos y en condimentos como la salsa de soja, la de pescado o las pastillas de caldo. Así que saber reconocer ese contenido de sal "escondido" es fundamental para tu salud.

Consecuencias derivadas del consumo excesivo de sal



• Dificulta la función de los riñones: el sistema renal es igualmente básico para la salud, pues lleva a cabo una labor de filtrado y depuración de la sangre imprescindible para la vida. Esta función de filtrado se ve perjudicada por el exceso de sal, potenciando asimismo la hipertensión arterial en un círculo vicioso. Además, la ingesta excesiva de sal es un importante factor que predispone la formación de cálculos renales.


Disminuye la cantidad de calcio: como la ingesta de sal es el factor más importante para la eliminación de sodio por la orina, cuanto más sodio se elimina, también se elimina más calcio, lo que hace que se disminuya la cantidad de calcio en los huesos y que haya mayor tendencia a la osteoporosis. (mayor predisposición a fracturas óseas, especialmente en personas de edad más avanzada).


Retención de líquidos: todo esto además provoca que se produzca en el cuerpo una retención de líquidos, lo cual empeora el funcionamiento de los riñones, corazón e hígado y también genera edema e hinchazón de las piernas y los tobillos.


Favorece algunos tipos de tumores: como el cáncer de estómago, que pueden verse favorecidos por el consumo excesivo de sal, ya que en grandes cantidades puede ser un irritante que erosiona el recubrimiento del estómago, provocando lesiones ulcerosas, infecciones y predisponiendo para la presentación de tumores gástricos.


Dificulta la función del aparato respiratorio: pues el exceso de sal empeora los síntomas del asma. Además, se ha demostrado que una reducción en la ingesta de sal hace que las vías aéreas disminuyan su resistencia al paso del aire y que se permita también la reducción en el uso de medicamentos para esta enfermedad.


Favorece el sobrepeso y la obesidad: puesto que la toma de sal aumenta la sed, y ésta trata de ser saciada con bebidas azucaradas y energéticas, tales como refrescos, cuyo consumo continuado y excesivo desequilibran el balance entre calorías ingeridas y calorías consumidas, predisponiendo al sobrepeso y obesidad. La obesidad además es una enfermedad que también provoca e influye negativamente sobre las que se han citado anteriormente, las enfermedades del aparato circulatorio (infartos e ictus), riñón, aparato respiratorio, diversos tipos de tumores, aparato locomotor (osteoporosis, artrosis), etc…


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil