sábado, 16 de diciembre de 2017 19:43
Internacional

El ISIS asume la autoría del ataque en una iglesia de Normandía

|

Iglesia 1



El grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado el ataque perpetrado este martes en

una iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, en Normandía (Francia). Dos hombres armados con cuchillos han asaltado la parroquia y han secuestrado a cinco rehenes. Los atacantes, que ya han sido "neutralizados", acabaron con la vida de uno de ellos. 


Las fuerzas de seguridad de Francia han detenido a un hombre en el marco de las investigaciones por el ataque, pero no han revelado detalles de este arresto,según ha informadio el periódico 'Le Figaro'.


El Ministerio del Interior ha confirmado este balance, sin entrar en los detalles sobre las circunstancias en las que habría fallecido el rehén, el cura de la iglesia. De acuerdo con 'Le Figaro', habría sido degollado. Una fuente policial ha señalado a Reuters que la víctima fue agredida con una espada. La persona herida sería una monja.


Además, ha confirmado que hay otro rehén "entre la vida y la muerte". Sin embargo, en un comunicado, el arzobispo de Rouen, monseñor Dominique Lebrun, ha precisado que serían tres los heridos, "uno de ellos en estado grave". Además, ha identificado al fallecido como el "padre Jacques Hamel, de 84 años".


EL ISIS REIVINDICA EL ATAQUE


La agencia de noticias Amaq, vinculada a la organización yihadista, ha identificado a los asaltantes como "dos soldados de Estado Islámico", según el portal de seguimiento de información yihadista SITE.


El presidente de Francia, François Hollande, había explicado poco antes que el "atentado" en una iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray había sido cometido por "dos terroristas que decían ser de DAESH", acrónimo en árabe del grupo Estado Islámico.


LOS HECHOS


Los dos asaltantes entraron en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, próxima a Rouen, por la puerta trasera en torno a las 10:00 horas durante la misa y cerraron las puertas, reteniendo en el interior al cura, dos monjas y dos feligreses.


Otra monja habría conseguido escapar, dando la voz de la alarma. En torno a las 11:00 horas, la Policía ha abatido a los dos secuestradores, que habían salido al atrio de la iglesia.


La Policía Nacional ha revisado la iglesia por si los dos terroristas hubiesen abandonado explosivos en su interior. Sin embargo, el registro ha concluido sin novedades, según ha informado en Twitter el propio cuerpo, que ha decidido mantener un "perímetro de seguridad" en torno al edificio.


ACTO DELIBERADO Y PREPARADO


Brandet ha evitado pronunciarse sobre las "motivaciones y el perfil" de los autores por el momento, reconociendo que se trata de una "acción violenta deliberada y seguramente preparada" y ha defendido que "la prioridad era neutralización"de los secuestradores, algo que se ha cumplido.


Fuentes policiales citadas por 'Le Figaro' indican que uno de los dos secuestradores llevaba barba y portaba una 'chachia', un tipo de gorro que visten los musulmanes, aunque esta información no ha sido confirmada oficialmente.


LA PARROQUIA NUNCA HABÍA RECIBIDO AMENAZAS


El arzobispo, que se encontraba en Cracovia para participar en las Jornadas Mundiales de la Juventud, ha adelantado que regresará esta misma tarde a Rouen.

"La Iglesia Católica no puede tomar otras armas que la oración y la fraternidad entre los hombres. Dejo aquí a cientos de jóvenes que son el futuro de la Humanidad. Les pido que no bajen los brazos ante la violencia y que se conviertan en los apóstoles de la civilización del amor", ha afirmado en un comunicado.

El padre Auguste Moanda-Phuati, a cargo de la parroquia atacada, ha explicado a 'Libération' que iba a retomar su tarea esta misma tarde tras regresar de vacaciones y que el cura asesinado le sustituía en sus funciones. "No podía imaginarme que nos ocurriera algo así", ha afirmado, asegurando que en sus cinco años al frente de la parroquia nunca había "recibido amenazas".


El padre Hamel estaba jubilado desde hacía diez años, pero había decidido permanecer en la parroquia, de la que había estado anteriormente al frente. "Su deseo era seguir al servicio de la Iglesia", ha explicado el padre Moande-Phuati, que ha descrito como"una persona cálida, simple y que vivía modestamente" al fallecido, "muy apreciado" por los feligreses.


REACCIONES


Las primeras reacciones a lo sucedido no se han hecho esperar. El primer ministro, Manuel Valls, ha condenado el "ataque bárbaro" y ha llamado a "hacer bloque". "Toda Francia y todos los católicos están afectados", ha escrito el primer ministro en su cuenta de Twitter.

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, también ha condenado el ataque en redes sociales y ya ha apuntado a un posible trasfondo yihadista: "El 'modus operandi' hace temer evidentemente un nuevo atentado de terroristas islamistas".


"Estamos todos conmocionados", ha escrito por su parte el exprimer ministro Alain Juppé, en reacción al "horror y la barbarie" ocurridos en Normandía.




COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil