jueves, 19 de octubre de 2017 11:02
Politica

Con una investidura el 26 de agosto se garantizarían unos nuevos presupuestos para 2017

|

Felipe rajoy 1


El 26 de agosto es la última fecha para la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno con garantías suficientes para que haya nuevos presupuestos el próximo año. Si ese plazo se apurara una semana más, además de que no habría la certeza de que el Gobierno tuviera tiempo para enviar el proyecto de ley presupuestario al Congreso, hay otros inconvenientes añadidos.


Rajoy aceptó el pasado jueves el encargo del Rey de intentar su investidura, dijo que se daría un plazo "razonable" para las negociaciones y explicó que su objetivo es que haya Gobierno con tiempo suficiente para cumplir los compromisos con la UE y presentar en el Congreso el proyecto de ley de presupuestos de 2017. En ese sentido, recordó que el Gobierno debe presentar ese proyecto de ley en la Cámara baja como fecha límite el 30 de septiembre, ya que, de lo contrario, automáticamente se prorrogarían los actuales.


Pero sería necesario disponer de en torno a un mes antes de esa fecha para aprobar el techo de gasto, enviarlo al Congreso y al Senado para su votación, y remitirlo igualmente al Consejo de Política Fiscal y Financiera y a la Comisión Nacional de Administración Local. Por tanto, eso sería posible con seguridad si Rajoy consiguiera los apoyos necesarios para ser investido en una sesión que comenzaría el martes 23 deagosto. El hecho de que la sesión empiece en martes es imprescindible para asegurar que, en caso de que no hubiera un candidato investido, unas hipotéticasterceras elecciones se celebraran en domingo (en este caso serían el 18 de diciembre). Esto es así porque si un candidato a la investidura no consigue el apoyo en la primera votación y nadie lo logra en los dos meses siguientes, se convocarían automáticamente las elecciones y se celebrarían 54 días después. Es lo que ocurrió con los comicios del 26J.


Y retrasar una semana más aún la investidura, con lo que la votación final se iría al 16 de septiembre, además de hacer prácticamente imposible que haya nuevos presupuestos, cuenta con el problema añadido de que ese día Rajoy debe participar en Bratislava en una cumbre de líderes de la UE sin el Reino Unido. En consecuencia, la fecha más barajada por el Gobierno para la posible votación de investidura es la del26 de agosto, asumiendo que es bastante más difícil que pudiera ser en los dos viernes anteriores, el 12 o el 19.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil