martes, 24 de octubre de 2017 06:06
Opinión

EL GORRO DE LOS SOCIALISTAS

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

PSC1


La política, como la vida, es un gorro: unos se lo ponen, otros se lo quitan y el que no lo acepta está condenado a la más triste y solitaria depresión, que es unipersonal y nadie le ayudará a remontarla, excepto la familia.


Decía el viejo profesor Tierno Galván que “el triunfo político es la suma del sentido común y la capacidad de liderazgo”. Un pensamiento que hoy más que nunca se hace necesario en el panorama de los socialistas españoles, que si se han caído diez veces en sus crisis internas, están dispuestos a hacerlo las veces que haga falta para levantarse y seguir luchando por sus “ideas”. Pero hasta ahora, creo que las dos premisas han estado ausentes, de vacaciones, en los dirigentes socialistas. Es como una locura colectiva.


Apuntan que un tropezón puede prevenir una caída, pero también que el hombre es único animal que tropieza dos veces -o la que haga falta- en la misma piedra. Eso es lo que les está sucediendo a los socialistas de la calle Nicaragua, que aún no han encontrado su lugar y se han olvidado hace tiempo de quiénes son sus votantes, sus valores y sus principios. Ciudadanos y Podemos les están eternamente agradecidos porque han recogido los votos de los huérfanos del PSC, tanto militantes como votantes. Es algo así como la serie que emitía TVE hace unos años en la que Marco se pasaba todos los capítulos buscando a su madre y, cuando al fin la encuentra, está enferma y a punto de morirse. ¿Será demasiado tarde para encontrarse?


Siempre se ha dicho que los socialistas catalanes han sido hábiles en sus relaciones con la cúpula del PSOE y su poder de influencia en el mismo no deja lugar a dudas. Pero, en esta ocasión, han perdido sus pericias en varias batallas, lo que no les llevará a ganar la guerra. Esa posición, por mucho que lo disimulen, les ha dejado fuera de la gestora del PSOE y en plena guerra interna en unas primarias a cara de perro para que o bien uno continúe dirigiendo el partido u otra dé el salto. Por eso, las cosas que se dicen, aunque no sean conscientes, van a dejar al PSC a la puerta de la UCI. Las amenazas de romper con el PSOE, crear grupo propio en Madrid o romper la disciplina de voto en el congreso son dardos que se pueden volver en su contra. Para llevar a cabo todo lo prometido, ¿lo consultarán a la militancia?. “Las personas responsables empiezan a darse cuenta de que el socialismo sin democracia no funciona”, decía Willy Brandt.


Los dos candidatos deben explicar bien y claro, sin trampas y de forma transparente si van a romper con el PSOE y si Parlon lo hará para coligarse con el futuro partido de la Colau, que antepone los interés independentistas a las necesidades de la gente. Lo mismo debe hacer Miquel Iceta, que tiene que hablar clarito sobre su postura en estos temas. En esta batalla desigual Parlon regala camisetas mientras que Iceta las cobra a cinco euros; una hace folletos que cuestan dinero, el otro no lo hace. Sería bueno que se explicara a la ciudadanía quien paga todo este material. Igual han hecho una recolecta entre todos -¿quiénes?- para pagarlo. Dice un proverbio suizo que “las palabras son enanos, los ejemplos son gigantes”, porque si no, “cuando el carro se haya roto muchos dirán por dónde no se debía pasar”. 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil