domingo, 22 de octubre de 2017 12:25
Economía

Banco Popular cerrará 302 oficinas y fulminará 14 direcciones regionales

|

Angel ron popular


Banco Popular ha concretado que cerrará 302 oficinas y creará cuatro direcciones regionales (Cataluña-Levante, Andalucía, Centro y Norte) que gestionarán el negocio inmobiliario separado por la entidad, así como de otros activos no productivos.


Dentro del proceso de reordenación del banco, el Popular fusionará 14 direcciones regionales, hasta reducir la cifra total a 25. Asimismo, las direcciones territoriales de la entidad se reducirán a Andalucía, Cataluña y Baleares, Centro, Levante, Norte y Pastor, además de Portugal.


La entidad presidida por Ángel Ron ha decidido remodelar la estructura de su red comercial con el objetivo de mejorar la rentabilidad y eficiencia de la misma. En este sentido, ha explicado que las 302 sucursales se integrarán en otras ya existentes "por motivos de proximidad o por rentabilidad".


REESTRUCTURACIÓN INTEGRAL


El Popular ha afirmado que este cambio en su estructura comercial al plan de negocio 2016-2018 supondrá mejorar en agilidad y simplificar los procesos administrativos que actualmente se producen en las sucursales, permitiendo adicionalmente mejorar el tiempo de atención comercial.


El banco ha precisado que estos cambios se irán materializando de forma "gradual" en el tiempo tratando de "acompasarlos" con la puesta en marcha del proceso de reordenación de plantilla, que en estos momentos se está negociando con los sindicatos.


"Con esta reestructuración, Popular se enfrenta a una nueva etapa en la que, manteniendo su modelo de negocio y su independencia, apuesta por una gestión en la que prima la rentabilidad y la especialización", ha defendido la entidad en un comunicado.


CC.OO. PIDE AL POPULAR QUE SUSPENDA EL DIVIDENDO


CC.OO. ha reclamado a la dirección de Banco Popular que suspenda el dividendo mientras que aplica un plan de reestructuración de la plantilla, que prevé afecte a cerca de 2.900 empleados, según ha informado el sindicato en un comunicado.


"Es grave que el esfuerzo que se pide a la plantilla no se considere que debe ser compartido por las demás partes interesadas, singularmente accionistas y directivos", ha explicado el sindicato.


Banco Popular retomará el pago del dividendo en efectivo en 2017 y anunciaba que alcanzará un 'pay out' del 40% en 2018. La entidad decidió en mayo su suspensión para este año a la espera de recuperar la normalidad en sus beneficios.


CC.OO. ha exigido que "de ninguna manera" puede haber remuneraciones extra a los directivos o reparto de dividendos mientras se reduce la plantilla. "No puede ser que unos hagan sacrificios para que otros puedan cobrar", ha denunciado.


El sindicato ha rechaza el número de despidos anunciado, al considerar que impediría el funcionamiento operativo del banco y comprometerá su independencia. "CC.OO. teme que solo se trate de una reducción salvaje de gastos, sin garantía de proyecto de futuro", ha advertido.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil