martes, 24 de octubre de 2017 09:42
Opinión

¿DESATADOS DE FRANCO?

Miquel Escudero
Miquel Escudero


Atado


Hace setenta años, Arnold Toynbee escribió en su Estudio de la Historia que el único camino para ‘salvar las almas de los hombres’ era elevar su nivel de educación de modo que pudieran inmunizarse "de algún modo a las formas más groseras de la explotación y la propaganda; y ni que decir tiene que no es ésta tarea fácil". No lo es porque hay organizaciones bien pertrechadas para ir contra este noble objetivo. Y esto lo hacen ya sea invocando el nombre del pueblo o el de la religión. Sin respeto alguno por la verdad y por las personas.


Iglesias contribuye a esa forma de propaganda. Le he oído decir disparates que demuestran la atroz banalidad de su palabra. Tan ignorante como presuntuoso de su saber y sus matrículas (sólo un reaccionario o un impostor presume de ellas), da lecciones tan rotundas como falsas. Hace un año citaba un referéndum de autodeterminación en Andalucía que no existió, confundiéndolo con el que se hizo sobre la vía de acceder a la autonomía. Fue durante la Transición, tan denostada y desconocida por él. Veamos un Informe FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada), dirigido por Juan Linz, que en 1979 señalaba que los partidarios del régimen franquista eran un porcentaje importante de la población: un 30% aprobaba totalmente o en conjunto la actuación de Franco. Gustase o no, había una clara aprensión hacia los cambios políticos bruscos y temor a que peligrase la paz, vista entonces por los españoles como su principal objetivo.


En su libro Atado y mal atado (Alianza), el profesor Ignacio Sánchez-Cuenca trata el suicidio institucional del franquismo y el surgimiento de la democracia. ¿Por qué los procuradores de las Cortes franquistas aceptaron hacerse el harakiri? Un año después de muerto el dictador votaron a favor de una ley que acababa con el ‘Régimen del 18 de julio’, dando paso a unas elecciones democráticas y un período constituyente; fue la Ley para la Reforma Política, la octava ley fundamental del franquismo. Si el voto hubiese sido en conciencia, cuenta Sánchez-Cuenca, no es absurdo imaginar que muchos de quienes votaron públicamente a favor lo hubiesen hecho privadamente en contra. En 1969, en su discurso televisado de fin de año, Franco pronunció "todo ha quedado atado y bien atado", al quedar designado Juan Carlos como sucesor suyo a título de Rey.


¿Atado o desatado?

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil