sábado, 21 de octubre de 2017 14:23
Opinión

​LOS YENICHES: EL 27º CANTÓN SUIZO

Luis Gulín Iglesias
Luis Gulín Iglesias

Jenische1928e

Yeniches en el Lago Lauerz, en Suiza, en 1928


Entre los pueblos itinerantes, se puede distinguir a diferentes grupos de población en todo el mundo. De todos ellos, los romaní y sinti son los más conocidos. Los yeniches también pertenecen a estos grupos y forman el mayor grupo de población itinerante de Suiza con cerca de 35.000 miembros.


A diferencia de los pueblos romaní y sinti, que provienen del nordeste de India y Persia, los yeniches son de raíces europeas y tienen su origen en los refugiados religiosos, mercaderes ambulantes y feriantes de la Edad Media. Viven principalmente en Suiza, Alemania, Austria y Francia. Las casi 100.000 personas tienen idioma propio siendo uno de los idiomas derivados del yidis, que varía según la región y la familia.


Minoría cultural reconocida en Suiza desde el mes de septiembre


Un 90% de los pueblos itinerantes en Suiza son yeniches. La mayoría de las 30.000 personas se ha vuelto sedentarias. Entre 3.000 y 5.000 siguen siendo, en parte, nómadas. Viven en clanes familiares de unas 20 personas y 6 a 8 coches caravana.


Desde 1998 están protegidos por la Convención del Consejo de Europa sobre Minorías Nacionales. Los yeniches helvéticos son ciudadanos suizos. Sus documentos están registrados en los municipios donde pasan los inviernos y sus hijos van a la escuela. En verano, si están de viaje, los niños deben hacer sus tareas escolares bajo el control de sus padres y profesores particulares.


Suiza trató de sedentarizar a los yeniches. Entre 1926 y 1973, la Fundación Pro Juventute y las autoridades tutelares retiraron de sus padres a unos 600 niños (OperaciónHilfswerkfür die Kinder der Landstrasse - Obra social para los niños gitanos). Alfred Siegfried, el precursor de la Obra, consideraba que el “desgarramiento de la comunidad familiar”, el “impedimento de crear familias no deseadas” y el “internamiento de los incorregibles” eran buenos métodos para luchar contra “clanes asociales”. Siegfried, cuyas teorías no fueron rebatidas durante mucho tiempo, siempre consideró que los “gitanos” eran “intelectual y moralmente inferiores”, “un pueblo errante con una carga genética que les impulsaba a ello” con “tendencia al abandono y la criminalidad”. Todavía en 1964 afirmaba públicamente que un elevado porcentaje de los yeniches “debe considerarse como oligofrénico”.


El Gobierno Federal, oficinas de asistencia, profesores e instituciones de utilidad pública respaldaron la operación. Muchos niños yeniches fueron repartidos a familias campesinas bajo la denominación Verdingkinder (niños de servicio) que a menudo sufrieron maltrato. A raíz de la presión pública, la operación fue cancelada en 1973.


En 1987, el Consejo Federal pidió disculpas por ese hecho. Una fundación se encargaría del futuro de los suizos nómadas y aseguraría sus condiciones y formas de vida en Suiza. En 1995, la Confederación creó la fundación “Un futuro para los seminómadas suizos”. Desde el mes de septiembre de 2016 el Gobierno Federal de Suiza los reconoce como minoría cultural


En el curso del descubrimiento de sí mismos, los seminómadas suizos crearon en 1975 la “Radgenossenschaft der Landstrasse” (Cooperativa de los Sobre Ruedas de la Carretera) y empezaron a definirse cada vez más como minoría étnica autónoma.


Uno de los yeniches más famosos es el futbolista Rafael van der Vaart, de padre yeniche holandés y de madre andaluza de Chiclana de la Frontera. El ex jugador del Real Madrid y del Betis ha reconocido siempre que hasta los 18 años había vivido como un nómada en Holanda en coches de caravana dentro del clan familiar.


(Fuente: Oficina Federal de Cultura de Suiza)

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil