lunes, 29 de mayo de 2017 22:48
Internacional

​El muro con México empezará en levantarse en año y medio

|

Trumppulgares


El presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, ha reiterado en rueda de prensa su intención de construir un muro a la frontera con México y ha anunciado un plazo límite de año y medio para empezar las obras, que el país vecino asumirá después, según el magnate.


"No es una valla, es un muro", ha subrayado el magnate, a las preguntas de los periodistas que han asistido a su esperada comparecencia en Torre Trump.


El mandatario electo ha asegurado que, a pesar de que no le "apetece", está dispuesto a esperar un año y medio para negociar con México la construcción de esta polémica infraestructura. Una vez pasado el plazo, empezarán las obras y México "devolverá" el coste.


En este sentido, el magnate ha planteado la posibilidad que las arcas públicas mexicanas asuman mediante un impuesto o un pago directo el mencionado "reembolso". "Así será", ha dicho, dando por segura una posibilidad que el Gobierno de Enrique Peña Nieto siempre ha descartado.


"NOTICIAS FALSAS"


El presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado las "noticias falsas" publicadas en las últimas horas sobre él y ha dicho que, "quizás", la información sobre el supuesto chantaje de Rusia ha procedido de los servicios de Inteligencia norteamericanos.


Trump ha dicho que las informaciones "no tienen sentido" y, por este motivo, ha asegurado que "es una cosa que no se tendría que haber escrito nunca". En este sentido, ha asegurado que es una "mancha" en el historial de cadenas como CNN y ha atribuido la publicación a "gente enferma".


El magnate neoyorquino, que ha comparecido en una esperada rueda de prensa, ha declarado que si Moscú tuviera algo contra él lo publicaría, del mismo modo que se han divulgado los documentos interceptados en los ciberataques contra el Partido Demócrata y su última candidata presidencial, Hillary Clinton.


RUEDA DE PRENSA


La polémica en torno a Rusia y los ciberataques ha centrado el arranque de la rueda de prensa, la primera que concede el magnate desde las elecciones del 8 de noviembre. A pesar de que ha confirmado la implicación de Rusia en estas acciones, ha ampliado la amenaza más allá de Moscú, señalando también en Pekín.


En este sentido, ha llamado a reforzar las defensas y a reclutar a las "mejores mentes informáticas" y ha recordado que los servidores del Partido Republicano no han sufrido ninguna intrusión. El Partido Demócrata, en cambio, estaba "totalmente abierto" y era "muy fácil" entrar, ha apostillado.


A la vez, no ha dudado a utilizar otro golpe la información filtrada por los 'piratas informáticos' recordando que, según estos documentos, Clinton recibió por avanzado las preguntas de un debate televisado, una cosa "horrible" según su opinión.


MEJORAR LA RELACIÓN


Sobre el futuro de las relaciones con Rusia, Trump ha instado a no dar nada por hecho. El presidente electo ha afirmado que el Gobierno de Barack Obama ha tenido una "muy mala relación" con el rival político durante la Guerra Fría y ha avanzado que él no sabe "como se llevará" con Putin. "Gustarle a Putin es un punto a mi favor, no un problema", ha apostillado, ante las preguntas de los periodistas.


El magnate espera conseguir alianzas con Moscú para colaborar, por ejemplo, en la lucha contra el terrorismo. "No olvidamos que el Gobierno actual creó Estado Islámico después de salir de Irak en el momento inadecuado", ha apostillado, recuperando una de las críticas más duras que ha pronunciado contra Obama y su equipo.

relacionada Trump nombra asesor presidencial a su yerno Jared Kushner

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil