martes, 24 de octubre de 2017 07:54
Editorial

​EL COMUNICADO DE LA APM

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Pablo Iglesias 1


Madrid es un mundo aparte para el resto de los españoles. Funciona por su propia inercia y por ello, también monta las broncas sin necesidad de preguntarnos a los demás si queremos meternos en la movida. La profesión de periodistas, no es ninguna excepción. Es más, creo que los que escribimos somos más proclives a alimentar la polémica que a evitarla, forma parte de nuestro ADN.


Como he vivido y trabajado en Madrid durante bastantes años, creo que me merezco el que Vds. me crean cuando les escribo que la capital del Estado es una de esas ciudades en las que da gusto disfrutar de la vida. Posiblemente, haya empeorado en cuanto a la contaminación ambiental, pero, por lo demás, es un centro de trabajo excepcional en lo humano y también en lo profesional. Como estas líneas las escribo desde Barcelona, comprendan que tenga el "corazón partío" como dice la canción, porque amo desesperadamente a ambas-dos capitales y cada vez que escribo de alguna de ellas no puedo dejar de querer a la otra.


Mis colegas de Madrid son, no obstante, muy diferentes a los de Barcelona, por lo que he podido observar en mis más de cuarenta años de profesión. Se saben el centro de atención mediática del país y es por ello, pienso yo, por lo que nos les da el menor miedo meterse en broncas sin que les importe un pimiento que los demás les sigamos o no corporativamente. Gran parte de ese espíritu independiente y casi chulesco, provoca innecesaria e injustamente la animadversión que muchos sentimos por las secuelas del mal llamado centralismo madrileño.


España es, plural, federal o una nación de tribus, lo que cada cual prefiera. Lo cierto es que no se ve igual la realidad desde Monforte de Lemos que desde Algeciras o Castellón, y mucho menos desde Sevilla o Bilbao. Por eso, ésta vez, el pleito en el que se acaban de meter la APM y Podemos, les es propio y como tal debe resolverse. Trasladarlo a la periferia es innecesario y sobre todo, francamente inútil, salvo que a los de Pablo Iglesias se les ocurra cumplir con las amenazas que destaca la Presidenta Prego en la nota oficial de la Asociación de la Prensa de Madrid. Aquí, sobre presiones los periodistas catalanes que no nadamos en el océano de la independencia y apostamos por el pacto con el Estado, sabemos mucho, tal vez, demasiado, algo que desgraciadamente nuestro Colegio Profesional nunca ha sabido reconocernos en otra nota pública de similares características. Pero esa es otra cosa que solo nos importa a nosotros.


Y como lo nuestro, no es cosa de trasladarlo a otros lares, a uno le parece justo y proporcional, que lo de la APM y Podemos no pase de Guadalajara y se quede en "la capital" para goce y disfrute de los madrileños que bien se merecen, de vez en cuando, una buena gresca que les saque de la calidad de vida de la que disfrutan y que yo tanto les envidio.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil