viernes, 20 de octubre de 2017 10:56
Editorial

CONDENA QUE ALGO QUEDA

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Artur mas 9n

Los que esperaban una condena mucho más dura del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya --que ha presidido el Magistrado Jesús María Barrientos--, se han quedado con un palmo de narices. No obstante, se mire como se mire, la sentencia, una vez sea firme, impide que Artur Mas --ya mas conocido como "el Astut"--, se presente a las próximas elecciones de la ruptura, ya que le dejan fuera del circuito del poder, por un espacio de tiempo demasiado largo para sus aspiraciones inmediatas.


Es como si el fallo fuera un aperitivo de lo que dará de sí el Juicio del Palau, el del Pretoria, y por supuesto el de la familia Pujol al completo, que sin duda alguna, pesarán gravemente sobre el futuro del PDeCat y a tocado de muerte por la corrupción de sus padres fundadores.


Se espera que a Quico Homs el Supremo le endose una pena parecida a la del TSJC, aunque ésta tenga un nivel de jurisprudencia superior al fallo del Tribunal catalán. La salida de tono de ERC tras conocer la sentencia son fuegos de artificio antes de que a su Carmen Forcadell la sienten también en el banquillo y tenga que asumir las consecuencias de su desobediencia al Tribunal Constitucional, que podrían incluso incluir pena de prisión, además de la consabida inhabilitación. Lo que pase con el Parlament va a ser una verdadera prueba de fuego para el Gobierno Rajoy.


No creo que a nadie, independentista o no, le produzca ningún tipo de satisfacción esta condena a Mas y sus dos Consejeras, pero lo cierto es que el fallo del Tribunal rebosa moderación por todos los costados y un sentido de justicia y legitimidad que le han negado constantemente los seguidores del ex President sin cortarse un pelo.


Es tiempo de broncas y ruidosos discursos que apenas aportan nada al buen gobierno y al arreglo de una situación muy complicada, puesto que Catalunya es ya un avispero, porque los políticos que nos gobiernan están ya fuera de control y con muy escaso sentido común.


El escenario que no deseábamos los partidarios del pacto y del acuerdo ya ha llegado y sus consecuencias las lamentaremos todos.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil