domingo, 22 de octubre de 2017 12:24
Economía

El juez vuelve a citar al inspector que alertó de la inviabilidad de Bankia

|

Bankia 4

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha vuelto a citar en calidad de testigo para el próximo jueves día 16 a José Antonio Casaus, inspector del Banco de España (BdE) autor de los correos en los que alertaba de la "inviabilidad" del grupo BFA-Bankia de cara a su salida a bolsa en 2011.


La citación, que coincidirá con el interrogatorio ese mismo día 16, aunque en calidad de investigado, del exgobernador del BdE Miguel Ángel Fernández Ordoñez se produce después de que este martes hayan declarado igualmente como investigados el que fuera jefe de grupo de inspectores del Banco (BdE) Pedro Comín y el exdirector del departamento, Pedro González.


Ambos han calificado el contenido de los correos de Casaus de "opiniones a futuro" y han explicado que no fueron remitidos al entonces gobernador del organismo de supervisión ni a su número dos, Francisco Javier Aríztegui Yáñez.


Según han afirmado, ninguno compartía el contenido de estos correos, aportados a la causa por el inspector José Antonio Casaus, que advertían reiteradamente "de la inviabilidad del grupo y de que la solución de salida a bolsa no debía ser aprobada, pues suponía grave perjuicio para accionistas, preferentistas y contribuyentes --estimado en unos 15.000 millones de euros--".


ESTABAN AL TANTO PERO NO LE DIERON IMPORTANCIA


También ha recalcado que los correos son una valoración que le pidió a Casaus como subordinado sobre la situación y que por ello no los elevó a sus superiores, ya que eran menos rigurosos que los informes de seguimiento que redactó el mismo Casaus y que no señalan esta supuesta inviabilidad de BFA-Bankia, según han informado otras fuentes presentes en la declaración.


Por su parte, González ha defendido esta misma línea --según ha precisado vio los mensajes unos días antes de su comparecencia-- y ha dicho que sí que hablaron de los aspectos relevantes que en ellos se señalaban. De hecho, ha enfatizado ante el juez que no le sorprendió el contenido de los mismos porque conocía de antemano la "opinión" de Casaus sobre la situación del BFA-Bankia y su salida a bolsa.


Aunque también ha asegurado que las cartas no fueron enviadas a la cúpula del Banco de España, ha afirmado que está convencido de que la visión del equipo de inspección llegó a sus superiores y que el exsubgobernador Francisco Javier Aríztegui --con el que ha reconocido tener una relación más fluida-- y el gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez --más pendientes de otras cuestiones, ha apuntado-- estaban al tanto.


INFORME OFICIAL APORTADO A LA CAUSA


Para apoyar sus afirmaciones, Comín ha aportado a la causa el informe oficial que remitió el 10 de mayo a su superior González que concluye que "la estrategia de la entidad pasa por crear una filial cotizada (Bankia) suficientemente atractiva para dar entrada a terceros en el capital social del banco".


Añade que la estructura societaria elegida por los responsables de la fusión de cajas "incrementa las posibilidades de éxito de la captación de capital", si bien presenta algunos inconvenientes.


Entre ellos, el jefe de inspectores recalca que la estrategia del grupo "introduce rigideces que pueden afectar a la viabilidad de la matriz, ya que el apoyo de la filial (Bankia) se instrumentaliza a través de los dividendos y esto puede condicionar negativamente las políticas de la filial".


Otros inconvenientes pasaban, según el informe de 32 páginas, por el incremento de los "costes de estructura futuros" al aumentar los riesgos operativos y hecho de que la estructura de pasivo de la matriz "tiene que tener en cuenta el orden de prelación de acreedores original", lo que incrementaría asimismo el riesgo de ejercicio del derecho de oposición por parte de estos acreedores.


"En los casos de que la entidad, en su conjunto, no sea viable retrasa y puede encarecer la búsqueda de una solución definitiva", concluía el inspector jefe.


"PROYECCIONES FINANCIERAS GARANTIZARÍAN LA VIABILIDAD"


Pese a estas "debilidades", los inspectores concluyen que las proyecciones financieras "garantizarían la viabilidad de la matriz y de la filial cotizada" y que además "son consistentes con los datos del plan de negocio que viene analizando el grupo de seguimiento continuado de la entidad". Añadían que la cuenta de resultados de BFA, "que podría ser el aspecto más problemático", prevé "un BDI positivo en los próximos cinco años de entre 253 y 469 millones de euros".


"No obstante se observa una fuerte dependencia de los dividendos de Bankia", señalaba el informe, para añadir que la ejecución presentaba interrogantes como la determinación del precio y que por ello se solicitaría información adicional a la entidad.


"En conclusión, dado que todos los trámites en curso solicitados por BFA Bankia van encaminados al avance en el proceso de integración de las cajas de ahorro accionistas, lo que se entiende que supondrá un reforzamiento de la solvencia de las mismas, entendemos que las operaciones de segregación, desde el punto de vista económico, son positivas, no apreciándose inconveniente en informar favorablemente acerca de la misma", señala el informe en su última página.

relacionada ​Las cuentas de Bankia superaron los filtros "exigentes" antes de salir a Bolsa
relacionada Fernández Ordóñez, Segura y Restoy declararán como investigados por la salida a bolsa de Bankia
relacionada ​El Banco de España defiende a sus altos cargos y la salida a Bolsa de Bankia

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil