viernes, 20 de octubre de 2017 10:58
Portada

Las agresiones a médicos aumentaron un 40 por ciento en 2016

|

Agresionesmdicas


La Organización Médica Colegial (OMC) registró en 2016 un total de 495 agresiones a médicos de la sanidad pública y privada en España, 2,02 por cada mil profesionales, lo que supone un 37,12 por ciento más que las 361 del año anterior que rompe con la tendencia descendente que se había producido en los últimos 5 años.


"La relación médico-paciente no está en su mejor momento", ha destacado el nuevo presidente de esta institución colegial, Serafín Romero, durante la presentación de los últimos datos del Observatorio Nacional de Agresiones, que desde que se creó en 2010 ha registrado un total de 2.914 agresiones a facultativos.


El 71 por ciento de los agresores en el último año son pacientes y un 26,6 por ciento familiares, mientras que por tipo de violencia las más frecuentes son los insultos (45,7%) y las amenazas (40,9%), aunque un 13,4 por ciento acabaron en lesiones físicas o psíquicas. De hecho, el 16 por ciento conllevaron una baja laboral.


Las víctimas suelen ser más mujeres (58,3%) que hombres (41,6%) aunque varía según el tipo de agresión, ya que las amenazas y los insultos son más frecuentes entre las mujeres y las lesiones entre los hombres.


Por comunidades, el mayor número de agresiones se registraron en Cataluña (109), Andalucía (102) y Madrid (99). Sin embargo, la mayor incidencia se produce en Melilla, con 17,6 agresiones por cada mil médicos, seguida de Extremadura (4,96), Ceuta (3,13) y Catalunya (2,96).


Asimismo, el 87 por ciento se produjeron en el sector público y sólo un 13 por ciento en el privado y, aunque son más frecuentes en Atención Primaria (55%) dado que es dónde se producen más consultas, el riesgo es mayor en las urgencias de los hospitales y centros de salud.


OrganizacinMdicaColegial


POSIBLES CAUSAS DEL AUMENTO


De hecho, aunque los médicos atribuyen el aumento de 2016 a una mayor sensibilización entre los profesionales y a "varios factores" que "favorecen" que se produzcan estas agresiones, como la precariedad laboral o la saturación en las consultas, el presidente de la OMC cree que hay que sensibilizar a los ciudadanos de que "las urgencias no pueden ser la puerta de entrada de los pacientes al sistema".


"La mayoría de los pacientes que vienen a las consultas tienen miedo, y eso se resuelve con tiempo y dedicación", ha destacado Romero.


En lo que respecta a las agresiones del último año, el principal motivo de las mismas fueron discrepancias en la atención médica (42,8%), seguido del tiempo en ser atendido (15%), no recetar lo propuesto por el paciente (11,1%), discrepancias personales (11%) o informes no acordes a las exigencias (9,3%).


LA MITAD NO TIENEN APOYO DE SU CENTRO


El informe también muestra como el 68 por ciento de los médicos agredidos presentaron una denuncia además de notificarlo a su colegio, a pesar de que hasta el 55 por ciento admiten no haber tenido el apoyo de su centro.


Esto le ocurrió a Francisco Devesa, médico de Valencia que recibió una paliza a las puertas del hospital hace dos años y que, cuando acudió a comentárselo a su superior, éste le pidió que fuera más empático y que reflexionara si había hecho algo mal para provocar esa situación.


El secretario general de la OMC, Juan Manuel Garrote, ha reclamado más concienciación dentro del propio ámbito sanitario y avisa de que solo es la "punta del iceberg" de un problema que poco a poco comienza a visibilizarse. De hecho, ha admitido que "si se sacaran a la luz las agresiones de baja intensidad habría que poner un cero detrás".


Por su parte, el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, ha mostrado su preocupación por este problema y ha asegurado que es un tema que "ocupa y preocupa" al Ministerio y por ello se debería de crear un protocolo de actuación rápida que pueda garantizar la seguridad de los profesionales en estos casos.

"Tolerancia cero ante estas agresiones", ha reclamado el número dos del departamento de Dolors Montserrat en materia sanitaria, recordando que las comunidades autónomas y los colegios están muy preocupados en abordar esta situación. "Primero hay que conocer la dimensión del problema y sus causas, para poder avanzar en una solución", ha destacado Castrodeza.


Una de las medidas que se han puesto en marcha en todas las comunidades es la instalación de un botón de alerta de pánico en las consultas que los profesionales puedan activar en caso de sufrir una situación así. Sin embargo, desde la OMC no saben si está ya disponible en todos los centros.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil