jueves, 19 de octubre de 2017 09:27
Politica

La deuda de Madrid se multiplicó por siete bajo la gestión de Gallardón y Botella

|

AnaBotella AlbertoRuizGallardon

Ana Botella y Alberto Ruiz Gallardón | Foto: EFE


Manuela Carmena, actual alcaldesa de Madrid, encargó una Auditoría de la Deuda y Políticas Públicas del Consistorio que desvela que el volumen de deuda que se multiplicó por siete en apenas una década, opacidad en materia de contratos y partidas presupuestarias, externalizaciones de dudosa eficacia, cientos de millones de euros en sobrecostes de obras públicas -algunas de ellas, faraónicas-, y necesidades sociales de los madrileños por cubrir.


Esta información, a la que ha tenido acceso 'Público', se hará pública este jueves oficialmente y con ella se pretende documentar los "impactos negativos" de las políticas aplicadas entre los años 2003 y 2015 por Alberto Ruíz Gallardón y Ana Botella estaban a los mandos del consistorio. 


A lo largo de 45 páginas pretende servir como "análisis preliminar" de la políticas que han afectado negativamente a los madrileños -sea desde el prisma económico, social, medioambiental o en materia de desigualdad de género-. Este es el primer informe de la Auditoría Ciudadana Municipal de la Deuda y las Políticas Públicas (ACMDPP).


Del informe se desprende que las políticas de ambos ediles del PP "no contribuyen a dotar a la ciudadanía madrileña de servicios públicos completos" y que tanto Gallardón como Botella tuvieron como "línea estratégica" los "procesos de externalización". 


OBRAS FARAÓNICAS Y FONDOS BUITRE


En lo que respecta a las obras faraónicas, una constante en otras administraciones en manos del PP, el Consistorio de Gallardón se llevó la palma. 


Entre 2002 y 2012 la deuda de la ciudad pasó de 1.136 millones de euros a 7.732. Y es que las obras de la M-30 costaron 1.632 millones más de lo presupuestado; la reforma del Palacio de Cibeles para convertirlo en sede del Ayuntamiento pasó de costar 40 millones a 530 -incumplimiento de plazos incluidos-; la Caja Mágica, un recinto infrautilizado, se llevó más del doble de lo previsto -206 millones de euros-, y el inacabado Centro Acuático fue tasado recientemente en 23,5 millones, aunque se tragó 54 millones.


També revela que entre 2012 y 2013 el Consistorio de Ana Botella decidió vender el 25% de la vivienda para fines sociales con la que contaba, y que "la intención declarada" del Ayuntamiento era deshacerse de otro 25%, al mismo tiempo que intentaba "paralizar la promoción de vivienda protegida", aunque había 13.000 personas en lista de espera.


relacionada La red Púnica hizo trabajos de reputación para Ana Botella por mediación de Zaplana
relacionada Arranca el juicio del 'caso Guateque', la mayor trama de corrupción municipal en Madrid

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil