martes, 24 de octubre de 2017 07:59
Politica

​La patronal de la estiba rechaza ahora mantener el empleo y la negociación encalla

|

Negociacionestiba


La negociación sobre la reconversión del sector de la estiba ha entrado en este jueves en 'vía muerta' tras plantear la patronal del ramo Anesco la necesidad de recortar la plantilla de estibadores, actualmente de unos 6.150 trabajadores.


Con su propuesta, las empresas del sector se desmarcan del compromiso de mantenimiento del empleo que el Gobierno defiende desde que planteó la necesidad de reformar la estiba para que cumpla con la normativa europea y evitar que España afronte una multa de la UE.


Además, el planteamiento de la patronal choca frontalmente con la que constituye principal reivindicación de los estibadores, la garantía de mantenimiento del empleo mediante una disposición legal que establezca su subrogación. Hoy mismo, la presidenta de la Comisión de Transporte de la Eurocámara reclamó por carta a De la Serna que articule legalmente el mantenimiento del empleo.


De esta forma, lejos de avanzar hacia el acuerdo, la negociación sobre la reforma del sector ha quedado en 'punto muerto' después de que Anesco presentara su propuesta en la reunión bilateral, sin representantes del Gobierno, mantenida con los sindicatos del ramo (Coordinadora de Trabaja dores del Mar, CC.OO., UGT, CIG y USO) este jueves.


Al término del encuentro, de poco más de una hora de duración, Antolín Goya, dirigente de Coordinadora, principal sindicato de estibadores, aseguró que el plan de Anesco "imposibilita el acuerdo" porque "choca frontalmente" con el objetivo del mantenimiento del empleo.


En su opinión, el documento es resultado de la "ocasión de oro" que el Gobierno ha dado a las empresas al asegurar que no se puede garantizar por ley la subrogación de los trabajadores. Las empresas lo atribuyen a su "derecho a organizar su trabajo".


El alejamiento de las posturas tiene lugar una semana después del histórico rechazo del Congreso al Decreto Ley con el que el Gobierno pretendía abordar el cambio del régimen legal de la actividad de carga y descarga de mercancía de los barcos en los puertos.


Asimismo, se produce mientras el Ejecutivo sigue recordando lo perentorio de aprobar esta reconversión para evitar una "inminente" multa a España del Tribunal Superior de Justicia de la UE por incumplir los tratados comunitarios con el régimen de la estiba.


El Ejecutivo insta a que patronal y sindicatos logren un acuerdo sobre la reforma con la confianza de que este pacto levante el bloqueo que algunos grupos parlamentarios, fundamentalmente PSOE y Ciudadanos, a la reforma.


TRES PROPUESTAS DISTINTAS SOBRE LA MESA


No obstante, las dos reuniones que las partes han mantenido tras el 'no' del Congreso al decreto sólo han servido para complicar aún más la situación, con la sucesiva presentación de distintas propuestas de acuerdo de los sindicatos el martes y de la patronal este jueves.


Estas propuestas se suman a la planteada por el Gobierno la pasada semana, con lo que en apenas siete días se han lanzado sobre la mesa tres planes distintos para reformar del sector que sólo tienen una cosa en común, que ocupan cuatro páginas.


En el caso del Gobierno, propone que las empresas "subroguen como nuevos empleadores" a los estibadores. Además, aporta ayudas públicas para abordar posibles excedentes de personal mediante un plan de prejubilaciones voluntarias a partir de 50 años y con el 70% del salario. Además, llama a mejorar la productividad en los puertos y se compromete a garantizar el desarrollo de los acuerdos con la constitución de una comisión de seguimiento.


De su lado, los sindicatos piden "disponer con rango de ley" que las empresas subroguen a los estibadores "respetándose la antigüedad y cualquier otro derecho que tengan consolidado". Además, reclaman prejubilaciones voluntarias con el 80% del salario y siempre con un mínimo de tres veces el salario mínimo interprofesional (2.122 euros), y "participar en la formación para el acceso a la profesión".


Por su parte, la propuesta de la patronal Anesco parte de la necesidad de acometer un ajuste en la plantilla de los 6.150 estibadores para adecuarlas "a las necesidades de cada puerto" mediante medidas como prejubilaciones y bajas "sufragadas por el Estado.


Una vez hecho el ajuste, fija que las empresa contraten estibadores 'ex nova' o bien formar entre varias compañías Centros de Empleo Portuario que, en su caso, subrogarían trabajadores.


Además, las empresas plantean una reestructuración de la forma de trabajo en los puertos, para flexibilizar horarios y reparto de tareas y reducir costes, advirtiendo además de bajadas de sueldo en caso de que esta medidas no se acometan.

relacionada Los estibadores desbloquearán el conflicto si se garantiza el cien por cien del empleo “por ley”
relacionada Los estibadores piden prejubilarse cobrando un mínimo de tres veces el SMI

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil