sábado, 21 de octubre de 2017 21:44
Opinión

DOMÈNECH, FACHIN Y EL PARTIDO DE LA DISCORDIA

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

XavierDomnech 1


Dicen que en ocasiones nada es lo que parece por mucho que se intente disimular. Esa es la impresión que he tenido durante la rueda de prensa de Xavier Domènch para presentar su candidatura a la secretaría general del nuevo partido cuyo nombre se votará, sorprendentemente, después de la asamblea del 8 de abril.


En la lista de Domènech figuran todas las cúpulas de los partidos que lo constituirán menos Podemos. Unas 24 personas forman parte de esta lista "consensuada" por las cúspides de los partidos. Entre otros, están Gerardo Pisarello, Ernest Urstasun, Joan Josep Nuet, Eva Balart, Elisenda Alemany, Eloi Badía, Adrià Alemany y, como elemento "exótico" el "omnipresente" Vicenç Navarro, conocido por el "acomodaticio" que puede estar con el PSC, Podemos y ERC.


Lo está porque es "amigo" de Pablo Iglesias y Xavier Domènech no porque sea de Podemos Catalunya dado que no hace vida de partido ni se le ve en ninguno de los actos que los podemitas realizan en Catalunya. Debe ser que necesita tiempo para hacerle informes a Antoni Comín del modelo sanitario que debe "elegir" para una Catalunya independiente… tras haberle nombrado "asesor" suyo. Qué contrasentido ideológico el de Vicenç, que tiene el don de la bilocación y puede estar en el PSC, Podemos y ERC sin problema alguno. La pregunta que me hago es: ¿cobrará por los documentos que elabore?


Xavier Domènech es diputado en Madrid. Eso quiere decir que dirigir el partido desde 600 kilómetros va a ser un poco difícil, aunque no imposible, como me decía un conocido. Para "cubrirle" las espaldas ahí está el marido de  Colau, Adrià Alemany, ideólogo perenne, que es quien en realidad va a manejar las cuerdas del partido, por mucho que escenifiquen otra cosa.


Es significativa la ausencia de miembros de Podemos en la lista y más aun en la presentación de la candidatura. ¿De unidad?, ninguna. No hay que olvidar que las bases de Podemos no quieren ni "hartos de vino" la confluencia con los comunistas declarados y los camuflados. Lo están sufriendo en los ayuntamientos, sin que hasta el momento nadie les haya solucionado los múltiples problemas y enfrentamientos que tienen con ellos. Ni antes Jessica Albiach, cuyo paso por la dirección fue un verdadero desastre, ni ahora Albano-Dante Fachin, que va a la suya y se rodea de amiguetes, lo mismo que su antecesora, han solucionado los temas.


Con este panorama, tan alentador, los muchachos de Colau y sus socios están dispuestos a tragarse sin contemplaciones a los podemitas catalanes, con el beneplácito del bolivariano Pablo Iglesias. ¿Se dejará comer el terreno Fachin? ¿Pasarán por el tubo los militantes? ¿Se producirá una escisión en Podemos? Todo es posible y vamos a tener unos días realmente interesantes.


"Deje siempre una salida, a menos que usted quiera saber realmente lo duro que un hombre es capaz de luchar cuando no tiene nada que perder", decía el norteamericano Robert Jordan.



Artículo publicado originalmente en Catalunyapress

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil