sábado, 23 de septiembre de 2017 11:06
Politica

​El impuesto a los refrescos no cuaja de momento fuera de Cataluña

|

Refresco


El polémico impuesto a los refrescos que desde el lunes está implantado en Cataluña no parece ser extensible a otras comunidades autónomas, donde el azúcar también genera problemas de salud pública. Y de momento tampoco el gobierno catalán prevé gravar "a corto plazo" otros productos azucarados como la bollería industrial para evaluar primero el impacto y estudiar futuras recomendaciones que pueda hacer la OMS.


Según la portavoz del Govern, Neus Munté, el impuesto sobre las bebidas azucaradas es consecuencia de recomendaciones de la OMS y de experiencias internacionales "en beneficio de la mejora de la salud de las personas y para combatir la obesidad".


Estas recomendaciones no terminan de cuajar en el resto de comunidades. En Asturias, por ejemplo, el grupo parlamentario de IU no encuentra apoyos para crear un impuesto similar. Ni siquiera el portavoz de Podemos, Emilio León, ha querido dar su apoyo expreso a la iniciativa que, a día de hoy, sólo defiende el portavoz de IU, Gaspar Llamazares.


Según Llamazares, se trataría de un impuesto de "nueva generación" que "no pretende recaudar", sino fundamentalmente "disuadir". Ha considerado el gravamen necesario ante la "inacción" del Gobierno de Mariano Rajoy (PP) en relación a este tipo de fiscalidad. Según ha apuntado Llamazares a los periodistas tras la reunión de la Junta de Portavoces, el Ejecutivo central no ha incorporado el impuesto por "presiones" de la industria.


Desde el PP critican este tipo de iniciativas por ir cargadas de "voracidad fiscal" y desde el PSOE no ven pertinente debatir acerca de ese impuesto ahora y añaden que las "dudas legales" que plantea ese impuesto sobre bebidas azucaradas podría causar más perjuicios que beneficios.


PAÍS VASCO


El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, por su parte, ha informado este martes que su Ejecutivo no se ha planteado aprobar un impuesto sobre las bebidas azucaradas similar al de Cataluña "ni por motivos de salud ni por razones fiscales".


Según ha explicado, esta figura impositiva tendría un impacto "muy limitado" en la recaudación, por lo que considera que, desde este punto de vista, "no sería un impuesto relevante o particularmente digno de ser tomado en consideración".


Desde el punto de vista de la salud, ante la posibilidad de que este gravamen pueda ser disuasorio para el consumo de estas bebidas, el portavoz del Ejecutivo vasco ha explicado que en Euskadi "no tendría mucha trascendencia" porque el Plan de Lucha contra la Obesidad en el que está trabajando en Gobierno vasco, apunta a que las bebidas azucaradas "no son un factor particularmente grave" en la obesidad entre la población vasca.


Erkoreka ha informado de que el plan indica que existen "otros productos y sustancias" con un "peso mayor" en el problema de la obesidad en el País vasco.

relacionada Tabaco y alcohol, un poco más caros desde este sábado
relacionada ​El Congreso pide que las etiquetas avisen del "alto contenido en azúcar", grasa o sal
relacionada Aumentan las muertes en España asociadas con la obesidad y el exceso de azúcar en sangre

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil