sábado, 18 de noviembre de 2017 01:54
Sociedad

​La malagueña retenida en Turquía quiere que su historia sirva contra la represión a los homosexuales

|

Turquiadetenida


María Jimena Rico, la joven del municipio malagueño de Torrox que, junto a su novia, la egipcia Shaza Ismail, fue retenida en Estambul (Turquía), adonde llegaron tras huir de Dubái (Emiratos Árabes) al ser denunciadas por la familia de esta debido a su relación, ha expresado su deseo de que su historia pueda ayudar "a mucha gente que sufre represión homosexual en los países árabes".


Rico, que junto a su pareja y su familia han sido recibidas este martes por el alcalde de Torrox, Óscar Medina, ha ofrecido en rueda de prensa algunos detalles del periplo que llevó a ambas mujeres desde Dubái a Georgia y finalmente a Turquía, un viaje de 14 días en el que "cada segundo era una cosa nueva, una emoción nueva, un miedo nuevo".


Pese a que debido a la situación legal de su pareja no ha podido dar todos los detalles de lo ocurrido, la joven ha afirmado que una vez efectuados los trámites necesarios lo contará todo "porque realmente quiero hacerlo, porque la noticia ha llegado obviamente a los países árabes y pienso que ayudaría a mucha gente que vive en una situación de represión homosexual".


Según ha precisado, lo ocurrido "merece ser sacado a la luz" y "en cierta parte puede ser un empujón a ayudarles a hablar y a intentar movilizarse para hacer algo al respecto, para que la cosa cambie un poco en esos países, que la corrupción que hay cambie y que las condiciones cambien", ha señalado Rico.


En esta línea, ha considerado que en esos países "hay muchísimas cosas que se pueden cambiar, que se podrían hacer de otra manera, y por eso queremos contar nuestra historia y que la gente sepa realmente lo que está pasando y cómo se ven las cosas, que no fue solo una discriminación de homosexualidad, sino muchísimo más complejo que eso".


Por ello, además de contar todo lo ocurrido y mostrar todas las pruebas que corroboran su versión de los hechos, ha avanzado que tiene previsto presentar una denuncia "contra todos, del primero al último, desde que empezó mi viaje hasta que terminó", con el fin de que se investigue lo sucedido.


DETENCIÓN EN TURQUÍA


Respecto a su detención en Turquía, ha explicado que, pese al incidente en Georgia con el padre de Ismail, que las amenazó de muerte y rompió uno de los pasaportes y el visado de su hija y le robó el suyo, ambas mujeres entraron en Turquía de forma legal, pero allí fueron detenidas, probablemente a raíz de una denuncia, y acusadas de terrorismo.


Rico ha criticado el trato recibido en Turquía, donde la embajada "no supo que estábamos allí hasta mi llamada, pues las autoridades negaron que estábamos en el país", y donde hubo episodios como que el embajador "estuvo dos días tratando de verme en el centro, yo lloraba en el suelo pidiendo que me dejaran ver a alguien de mi embajada, y me dijeron que habían rechazado verme y me hicieron firmar un papel en turco diciendo que yo rechazaba ver a mi embajada".


Ha indicado que el último día en Turquía "pensaba que no salíamos de allí", pues "me llamaron y me dijeron que yo me iba, pero ella se quedaba, y yo dije que sin ella no me iba, porque si la dejo allí, ella ya no sale". Según ha manifestado, "fue el peor momento de mi vida, cuando le dijeron que ella se quedaba y a mí me llevaban a España".


Pese a todo lo sufrido, ha señalado que lo vivido en esos 14 días le ha dejado la enseñanza "de que mi situación no es tan mala como la de la gente que hay allí, como las cosas que he visto, que es lo que queremos sacar a la luz, y que soy afortunada de los amigos y la familia que tengo, y de toda la gente que he conocido a través de mis viajes".


Por su parte, Shaza también ha tomado brevemente la palabra para agradecer la ayuda de todos los que han hecho posible que hoy se encuentren en España "y por tener la oportunidad de ser quien soy a pesar de no tener el apoyo de mi familia y mi país, y por ser tan bendecida de que el país me haya acogido de la manera que lo ha hecho".


En cuanto a sus planes de futuro, ambas mujeres tienen previsto contraer matrimonio en las próximas semanas e iniciar la búsqueda de un empleo para "empezar de cero", y Shaza además empezará a aprender español con el objetivo "de insertarse en la sociedad, que es bastante diferente de lo que estaba acostumbrada".

relacionada ​Una joven malagueña detenida en Turquía espera a ser deportada

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil