miércoles, 22 de noviembre de 2017 00:01
Internacional

La segunda vuelta: 47 millones de votos para elegir al Presidente de la República Francesa

|

2emmanuelmacronymarinelepenafp


Los franceses eligen hoy al Presidente de la República. 47 millones de ciudadanos están llamados a depositar su voto en los cerca de 70.000 colegios electorales desde la 8 de la mañana hasta las 7 de la tarde. Es la segunda vuelta, la que cierra el proceso electoral presidencial, enfrentando a dos únicos candidatos: Marine Le Pen y Emmanuel Macron.


Así, Francia se debate hoy entre el ultranacionalismo de Le Pen y el europeísmo de Macron. La candidata ultraderechista y el socioliberal pasan a la segunda vuelta de las presidenciales y los partidos tradicionales han unido voluntades y piden el voto contra el Frente Nacional.


Por primera vez en los últimos 50 años los dos partidos que tradicionalmente se han repartido el poder del Elíseo en Francia se han quedado fuera de esta segunda vuelta. Ni los Republicanos de la derecha gaullista con François Fillon, ni el Partido Socialista con Benoît Hamon y su apuesta izquierdista han conseguido convencer a los votantes a pesar de haber llegado a la contienda electoral después de superar unas elecciones primarias.


UN JEFE DE ESTADO ELEGIDO POR SUFRAGIO UNIVERSAL


El de Francia es un sistema electoral semipresidencialista en el que la figura del presidente de la República, en tanto que jefe de Estado, no es simbólica, sino que ejerce un poder real que comparte con el primer ministro, que, a su vez, cuenta con el apoyo del parlamento.


El jefe de Estado es elegido por sufragio universal directo en circunscripción única para un mandato de cinco años. Puede ser reelegido únicamente otra vez. Para ser nombrado presidente en primera ronda, el candidato más votado debe superar el 50% de los votos, en caso contrario, los dos candidatos más votados se enfrentan en una segunda vuelta. Ningún candidato ha sido elegido en la primera ronda en el transcurso de la Quinta República, inaugurada en 1958 con la presidencia de Charles de Gaulle.


Para votar es necesario tener la nacionalidad francesa, ser mayor de edad y estar inscrito en las listas electorales. Cerca de 47 millones de franceses cumplen estos requisitos, 45,6 millones de ellos residen en Francia y 1,3 millones residen en el extranjero.


Extrañamente, en Francia no existe el voto por correo pero, sin embargo, los votantes pueden delegar en otra persona la emisión de su sufragio. La persona que quiera delegar su voto deberá presentarse antes con una declaración jurada ante una comisaría o ante el tribunal de instancia correspondiente.


Las elecciones presidenciales y legislativas se celebran cada cinco años, mientras que las elecciones departamentales, regionales y municipales se convocan cada seis años. Así ocurre este año en el que los ciudadanos franceses están llamados a participar en unas elecciones legislativas que tendrán lugar el 11 de junio la primera vuelta y el 18 de junio la segunda.


LAS URNAS: 66.546 COLEGIOS ELECTORALES PARA 47 MILLONES DE VOTANTES


En la Francia metropolitana abrirán 66.546 colegios electorales desde las 8 de la mañana del domingo hasta las 7 de la tarde, alargando, en esta ocasión, una hora más que en las elecciones presidenciales anteriores. En algunas ciudades, las oficinas permanecerán abiertas hasta las 8 de la tarde. Para los territorios de ultramar, en el extranjero, algunas votaciones se llevarán a cabo el sábado, como es el caso de Guadalupe, Guyana, Martinica, San Bartolomé, San Martín, San Pedro y Miquelón, y la Polinesia Francesa. En la Reunión, Mayotte y Nueva Caledonia se realizarán el mismo domingo.


En cuanto a los resultados, su difusión sigue celosamente vigilada por la Administración. Así, ningún resultado parcial o final, excepto los datos relativos a la abstención, podrá ser desvelado antes del cierre del último colegio electoral; esto es, hasta las 8 de la trade. Esta prohibición se castiga con una multa de 75.000 euros.


Francia tiene registrados un total de 45,67 millones de votantes en el territorio nacional, tanto en la metrópolis como en ultramar, a los que se añaden 1,3 millones de personas que viven en el extranjero y están inscritas en las listas electorales consulares. Obviamente, para votar, se debe tener la nacionalidad francesa, poseer derechos civiles y políticos y estar registrado en la lista electoral.


El voto por correo no está contemplado en Francia, pero sí es posible delegarlo o bien votar electrónicamente. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha rechazado esta última opción para este año ante el temor de sufrir un ataque cibernético que afecte al desarrollo del proceso electoral. En cuanto a los ciudadanos residentes en el extranjero tan solo necesitan acudir a su centro de votación ubicado, por lo general, en las sedes diplomáticas francesas.


Tampoco el voto en blanco está reconocido en Francia. Desde 2014, se contabiliza junto al nulo pero no entra en el cálculo de los votos emitidos al interpretarlo como un rechazo a la elección.

relacionada Macron denuncia un "pirateo masivo" a pocas horas de las elecciones en Francia
relacionada Le Pen y Macron pasan la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil