domingo, 19 de noviembre de 2017 09:49
Sociedad

​Familias de acogida de saharauis reclaman el mismo trato que las jóvenes retenidas en Turquía

|

Saharaoccidental


La plataforma La Libertad es su Derecho, que aglutina a cuatro familias de acogida de jóvenes saharahuis supuestamente retenidas por el Polisario, han anunciado que se concentrarán ante el Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid para reclamar el mismo trato que han recibido la española Jimena y su pareja egipcia Shaza, repatriadas desde Turquía tras escapar de la familia de esta última desde Dubai.


"Queremos que las traten como han tratado a Jimena y Shaza. Porque a Shaza, sin tener ningún documento español, la han repatriado. Esa era una de las excusas que nos ponían, que --las jóvenes acogidas-- no tenían nacionalidad española", ha señalado desde San Miguel de Salinas (Alicante), Bienvenida Campillo, portavoz de las familias y madre de acogida de Koria, una de las cuatro chicas que asegura que están retenidas por el Polisario desde 2011, cuando cumplió la mayoría de edad, en los territorios liberados.


Así, ha señalado que el lunes 22 de mayo se concentrarán ante el Ministerio para "exigir la repatriación de los cuatro casos que hay públicos y que se trate igualdad" que a Jimena y Shaza. En ese sentido, Campillo ha expuesto que una de las chicas sí tiene nacionalidad española y "lleva 17 meses allí y tampoco se actúa".


En estos momentos hay cuatro casos denunciados de familias de San Miguel de Salinas, Tenerife, Mairena del Aljarafe (Sevilla) y Rociana del Condado (Huelva).


En cuanto a su propio caso, Campillo ha explicado que su hija de acogida, Koria, quedó bajo tutela de la Generalitat en 2011 al ser declarada en desamparo al tener que someterse a una intervención por problemas de corazón y ser menor de edad. Así, tras la intervención en las Navidades de 2011 viajaron a los territorio liberados y el último día de ese viaje fue cuando quedó retenida, se la llevaron y no pudo regresar, a pesar de estar cursando segundo de bachillerato.


"Por eso, cuando la retienen allí está bajo tutela de la Conselleria, y todos los documentos son españoles. Ella viaja con un título de viaje español", ha advertido Campillo. A partir de ese momento perdieron todo contacto con ella.


"Nos han tenido incomunicados desde hace seis años por un supuesto problema entre familias, y el último intento por viajar fue en junio del año pasado, cuando pedimos a la delegada saharaui que nos facilitara un encuentro con la familia para poderlo resolver, pero a día de hoy no tenemos el permiso", ha relatado.


Sin embargo, para su "sorpresa" hace "unos días", la propia Koria se puso en contacto a través de Whatsapp con la familia por "escrito" y por "mensajes de voz". "Estuvimos hablando por audios y escritos durante dos días y en algunos momentos decía que el teléfono no lo tenía ella, y me seguían escribiendo o que no podía hablar porque estaban los hombres allí. Fue una conversación vigilada, con un guión", ha opinado.

relacionada ​La malagueña retenida en Turquía quiere que su historia sirva contra la represión a los homosexuales

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil