miércoles, 22 de noviembre de 2017 03:02
Politica

Puigdemont y Mas desean que Catalunya se convierta en la Dinamarca del Mediterráneo

|

Puigdemontymasfijanelideariodelpdecat


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su antecesor, Artur Mas, serán los encargados, este sábado, de centrar el debate sobre las líneas maestras que van a establecer el corpus ideológico del PDeCAT.


En el acto, que ha comenzado a las 11.00 horas en el Teatre Victòria de Barcelona, Puigdemont y Mas han protagonizado un diálogo inédito entre ambos sobre 'la Catalunya del siglo XXI'. Una conversación con la que culmina un ciclo de reuniones temáticas y sectoriales mediante las cuales la militancia del PDeCAT ha reflexionado sobre su idea de país.


El presidente de la Generalitat y el presidente del PDeCAT han debatido por primera vez desde el nacimiento de la formación en julio de 2016 y han apostado por avanzar hacia una Europa más cohesionada y crear "las Naciones Unidas de Europa" en las que Catalunya tendría un papel preponderante.


Así lo han dicho en un diálogo al inicio de la I conferencia ideológica del partido, en la que se ha fijado el corpus ideológico que guiará las acciones de la formación en el futuro y en la que han apuntado las líneas maestras del partido y sus principales ejes de actuación.


Tanto Mas como Puigdemont han coincidido al señalar que el actual modelo político de la Unión Europea presenta "déficits democráticos" que favorecen la aparición del populismo y el euroescepticismo, según ambos, y han propuesto una mayor integración que permita destacar los méritos de Europa.


EL CAMINO DE CATALUNYA COMO LA DINAMARCA DEL MEDITERRÁNEO


Ninguno de los dos ponentes se ha referido al proceso soberanista de manera directa sino que han pretendido ir más allá y definir el modelo de Estado que defiende el PDeCAT, ya que, para ellos, la independencia es "una caja de herramientas" para conseguir este modelo.


Ambos han llamado a convertir Catalunya en "la Dinamarca del Mediterráneo" y han resaltado la importancia de los Estados modernos en contraposición a los estados más rígidos a la hora de construir este nuevo modelo de Unión.


Para Mas, el Estado no debe actuar como una barrera para los ciudadanos sino más bien como "un asociado o un aliado", mientras que tampoco tiene que penalizar los errores de la ciudadanía ni avanzar hacia una sobrerepresentación o 'estatalización' de las administraciones públicas en la sociedad.

El expresidente ha puesto en valor el papel del mundo asociativo o privado a la hora de construir la sociedad catalana y es en este sentido donde ha advertido de los peligros de la 'estatalización': "Catalunya no tiene que perder uno de sus tesoros: haber construido un país que se ha hecho con el coliderazgo del mundo asociativo y privado catalán".


LOS RETOS DEL PROCESO SOBERANISTA


Mientras, Puigdemont ha destacado la importancia de la tecnología y la sociedad a la hora de encarar los principales retos de Catalunya en el futuro porque "no hay nación sin las personas" y, en este sentido, ha apostado por convertir las prioridades de la ciudadanía la prioridad de un hipotético futuro Estado.


En su parlamento final, el expresidente ha reclamado el legado de la generación de inmigrantes que llegaron a Catalunya y "cohesionaron a la sociedad" y, a raíz de este argumento, ha sostenido que Catalunya tiene tres retos además del proceso soberanista: sumarse a la cuarta revolución industrial, crear un sistema educativo de excelencia y mejorar los valores democráticos de Catalunya.



Por último, ha parafraseado al escritor francés Antoine de Saint-Exúpery y ha apelado a introducir en la sociedad catalana "los anhelos de alcanzar el mar libre y abierto", en una alusión velada al proceso independentista.



MESES DE DEBATE


Tras casi un año del congreso fundacional del partido, en julio del año pasado, se quiere definir el corpus ideológico de la formación tras unos meses en los que han querido fortalecer el proyecto y dotarlo de ideas.


El partido ha profundizado en ello a través de las 'StartCat', trece sesiones de debate que han permitido reflexionar sobre el modelo de sociedad que quieren, y sus conclusiones serán las que nutrirán el ideario de la formación.


En estas sesiones, los integrantes del PDeCAT se han planteado un amplio abanico de temas y de cuestiones como la ética en el servicio público y el buen gobierno, la educación, el deporte, las relaciones internacionales, la seguridad y las libertades, la economía productiva, la tecnología, el empleo, la innovación, la sanidad, el cambio climático, la igualdad, la cultura y el idioma, el papel de los emprendedores y el futuro de la sociedad catalana entre otros.

relacionada El PDeCAT ya prepara un candidato "autonomista" por si el proceso acaba mal
relacionada El PDeCAT afronta las incompatibilidades que enfrentan a las familias del partido

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil