martes, 21 de noviembre de 2017 20:14
Politica

González y Zapatero descartan una posible escisión del PSOE

|

Susana2
El resultado de primarias del PSOE del próximo domingo cristalizarán la opinión de la militancia socialistas, que se tendrá que decantar por que la secretaría general del partido sea ocupada por la actual presidenta de Andalucía, Susana Díaz, por su exsecretario general, Pedro Sánchez, o por el exlehendakari y expresidente del Congreso, Patxi López.


Sea cual sea el resultado, el PSOE se enfrenta a dos modelos de partido totalmente enfrentados y antagonistas. Así se ha visto en el único debate de los tres aspirante a la secretaría general de los socialistas.


El eco que resuena de la debacle de los socialistas españoles en los últimos comicios, los poco halagüeños datos sobre estimaciones de voto y lo vivido por sus colegas en otros países de Europa, como lo sucedido con el PASOK en Grecia o más recientemente con los socialistas franceses planea sobre el futuro del PSOE en España y la posibilidad de 'coser' un partido dividido.


A pocas días de las primarias socialistas, dos exsecretarios generales del PSOE, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero – que han mostrado su apoyo a la candidatura de Susana Díaz-- han querido llamar a la calma y negar que el PSOE esté al borde de la temida pasokización.


UN MOMENTO “DIFÍCIL”


El expresidente del Gobierno Felipe González ha descartado este miércoles en Segovia que el PSOE vaya a sufrir una escisión como consecuencia de la división generada en el actual proceso de primarias, aunque ha reconocido que el partido vive un momento "difícil".


El también ex secretario general socialista ha indicado que el "mérito" del debate desarrollado el pasado lunes por los tres candidatos a liderar la formación es precisamente que haya "existido", puesto que las tensiones que han atravesado otras fuerzas políticas nunca se han resuelto de ese modo.


Así lo ha manifestado este miércoles el político sevillano antes de protagonizar la conferencia inaugural de la sexta edición del ciclo 'Valores y sociedad', que organiza la Fundación Valsaín en la sede de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce y denominado este año 'La Europa que queremos'.


González ha dudado de la relevancia del proceso de primarias cuando solo se llevan a cabo en una parte del espectro político. En ese sentido, ha afirmado que las únicas que han tenido "sentido histórico" han sido las de Estados Unidos, por incardinarse en un sistema con unas estructuras políticas "totalmente distintas" y por tratarse de un proceso "legalmente establecido" y utilizado por todas las formaciones.


Por otro lado, el expresidente ha defendido el sistema de democracia representativa, a pesar de la "crisis de gobernanza", puesto que los "ensayos" que se han llevado a cabo con métodos de democracia directa han conducido a resultados "tan raros", según el expresidente, como el Brexit, en el que los "viejos deciden el destino de los jóvenes".


Según ha argumentado Felipe González, el apoyo a la salida de la Unión Europa por parte del Reino Unido ha llegado "curiosamente" de quienes más ayudas continentales recibían y de la gente mayor, mientras que los jóvenes que quieren vivir en una Europa "sin fronteras, libre y comunicada" han perdido, aunque "por poco".


De este modo, el político andaluz ha recordado también los resultados del referéndum desarrollado en Italia o de la consulta acerca del proceso de paz colombiano.


ESTADO DE ÁNIMO


Según González, cuando se trata de resolver problemas mediante procedimientos de democracia directa, los participantes no responden a una pregunta sino a un "estado de ánimo" o a una "acumulación de energía negativa" junto a quien propone la cuestión.


Por eso, el histórico líder socialista ha defendido la democracia representativa y ha supuesto que "debería permitir sosegar el análisis" para dar una respuesta "no emocional y del instante", sino con mayor "consistencia". No obstante, González ha reconocido que "no es fácil" la solución a la crisis de gobernanza actual.


El expresidente del Ejecutivo ha apuntado que hay un "mundo nuevo" y que cuando pase "esta época" de nacionalismos "xenófobos e irredentos" y de "tentaciones populistas" se retomará la idea de un espacio público compartido, como el que ha propuesto Europa.


Un ámbito que, según González, constituye el mejor, "en términos relativos", del mundo y la región con "mayor grado de prosperidad" y de cohesión "a pesar de los defectos".


EL PESO DEL APARATO NO ES DECISIVO


Por su parte, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha descartado que el "peso del aparato socialista" pueda influir decisivamente a favor de la candidata Susana Díaz.


Zapatero ha negado incluso la existencia misma de un “aparato", en el sentido de núcleo de poder, ya que, a su juicio, el poder orgánico del PSOE está "muy descentralizado".


"Yo puedo influir, pero seguramente haya muchos sitios, pueblos y ciudades, donde quien influya sea el alcalde, o una ejecutiva; conviene conocer al PSOE, un partido extraordinariamente democrático, plural y diverso", ha afirmado.


A preguntas de los periodistas momentos antes de protagonizar este miércoles un acto de apoyo a la candidata andaluza en la sede socialista de Puertollano, el expresidente ha descartado una ruptura definitiva en el PSOE "porque los vínculos afectivos de la inmensa mayoría de sus militantes están por encima de todo, son irrompibles, y además han cumplido una hoja de servicios muy digna con España".


Aludiendo a su caso particular, ha reconocido que él "apoyó" a Pedro Sánchez pero que hoy apoya a Susana Díaz "respetuosamente, en un margen de libertad, y ya está". "Si el secretario o secretaria general que salga me llama iré a lo que me pida, porque me debo a este partido y me deberé hasta que me muera, pero si no me llama también lo entiendo", ha enfatizado.


Respecto a los motivos de su respaldo a Susana Díaz, Zapatero ha declarado que "después de 130 años de historia y ser el partido que más elecciones ha ganado en España ya es hora de que haya una secretaria general que, además, va a ser la primera mujer presidenta del Gobierno".


Según Zapatero, Susana Díaz tiene las condiciones para liderar el PSOE "porque conoce la historia del partido, la respeta y habla claro". Además, ha expresado su convicción de que el PSOE "va a dar un ejemplo democrático no comparable al de cualquier otro partido" tras el proceso de primarias.


LA RECONCILIACIÓN


A su juicio, los debates en el seno socialista se producen "con mayor o menor intensidad", si bien ha asegurado que "nada será más gratificante que la tarea del próximo día 21 de mayo, que será la de la reconciliación, la de recuperar a un amigo, y eso será lo que va a pasar". "Quien tiene que ganar no es el PSOE, sino la sociedad española, porque nosotros somos militantes pero también ciudadanos", ha remachado.


No obstante, se ha referido al ambiente de "fair play" en el que se desarrolló el congreso que le enfrentó a José Bono en el camino a la Secretaría General, que ganó finalmente por nueve votos. "Fue un encuentro menos intenso que el de ahora, pero han cambiado los tiempos y antes no existían las redes sociales, un fenómeno que influye muchísimo en el debate político", ha concluido.

relacionada Susana Díaz dice que si el PSOE "no remonta" con ella, se marchará
relacionada ​Pedro Sánchez apela al voto útil: "Hay tres candidaturas y dos modelos"
relacionada Susana Díaz defiende solo dos estados: el español y el de bienestar

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil