sábado, 23 de septiembre de 2017 18:34
Politica

Díaz y Sánchez garantizan un PSOE unido separados por apenas dos kilómetros en Sevilla

|

SusanaDiazPedroSanchez


Tanto Susana Díaz como Pedro Sánchez han garantizado la unidad del partido en el caso de ser ellos los elegidos para la secretaría general. Ambos candidatos han coincidido este viernes en Sevilla en dos actos simultáneos con militantes.


El ex secretario general del PSOE y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, ha garantizado este viernes que tras el 21 de mayo, cuando se votan las primarias socialistas, habrá "unidad" y será el secretario general de todos los afiliados "voten a los que voten", a la par que ha apelado a la "responsabilidad histórica" del PSOE andaluz, "el de siempre, el que nunca tuvo miedo al cambio".


Así lo ha manifestado durante su intervención en un acto en Sevilla en el Muelle de la Sal, un espacio a orillas del Guadalquivir a penas a unos dos kilómetros de donde la presidenta de la Junta y también aspirante a liderar el PSOE, Susana Díaz, celebraba a la misma hora otro acto con militantes.


Así, Susana Díaz ha garantizado que si gana las primarias la unidad llegará a su partido y va a exigir que sea respetado, al tiempo que se recuperará la "moral de victoria" para volver a llegar al Gobierno de la nación porque los ciudadanos lo están esperando.


En este acto que ha congregado a cerca de 5.000 personas, la presidenta de la Junta ha estado acompañada por el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, por varios miembros de su Ejecutivo y por dirigentes del PSOE andaluz.


Por su parte, Sánchez ha estado arropado por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), Francisco Toscano, y el responsable de estrategia y comunicación de su campaña, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.


En este marco, Sánchez se ha dirigido al PSOE de Andalucía, del que ha recordado que le respaldó para liderar el PSOE hace tres años, "el que siempre fue el cambio en España", porque "sin vosotros no será posible". "Por eso pedimos el voto, vamos a decirle el 21 de mayo a los que defendieron la abstención que para acabar con la desigualdad y con la corrupción ya está bien de tanto Mariano Rajoy y de tanto PP, es hora de que apostemos por el PSOE y por la socialdemocracia en España".


Ha advertido de que los militantes tienen el domingo "el destino del PSOE en sus manos" porque en las primarias "no solo estamos definiendo quien es el líder, sino también el rumbo que va a tener la izquierda de España durante los próximos años y nosotros queremos sacar al PSOE de la deriva y ponerlo rumbo a la Moncloa".


Sánchez ha llamado a todos los militantes a votar porque "llevamos casi nueve meses en los que han jugado a agotarnos" pero "aunque estamos cansados de tanto esperar pero aquí seguimos, luchando porque queremos recuperar al PSOE". Así, ha relatado que en este tiempo "nos han puesto muchos obstáculos", desde plantear una candidatura única hasta "intentar ganar las primarias sin que los militantes votaran", pero , ha recalcado, "va a ser que no, los militantes vamos votar el 21" y será "para renovar el PSOE, porque así estaremos renovando España y Europa".


Tras dedicar palabras de cariño a la alcaldesa de París, a quien ha dicho que la socialdemocracia necesita a líderes como ella "para hacer mejor Europa y hacer mejor el mundo", Sánchez ha garantizado que si gana, los socialistas estarán a su lado "para cambiar el rumbo de la socialdemocracia en Europa".


Asimismo, a los poderes ajemos que "andan preocupados porque dicen que si gana esta candidatura se va a romper España y el PSOE, los poderes económicos que anuncia los siete males, hay que decirles que el líder del PSOE lo elige el poder del voto de la militancia", así como ha llamado a las urnas también por la gente joven, porque "merecen un PSOE como el que nos dejaron nuestros padres y nuestros abuelos".


Sánchez ha reivindicado "la autonomía política del PSOE" cuando se ha definido como "un político libre, con proyecto autónomo, que nada tiene que agradecer a los poderes económicos y todo a los militantes". "Cuando algunos compañeros dicen que 'no es no' no es un proyecto político, yo les digo que tampoco lo es abstenerse ante el PP sino que son consecuencia de dos modelos de partido completamente distintos que compiten en el PSOE", ha apostillado.


EL VOLANTAZO DEL 1 DE OCTUBRE


Por eso, a su juicio, está en juego que salga adelante "o el PSOE del PP o el PSOE de la alternativa, el que se abre a las puertas del siglo XXI o el que fue glorioso en el siglo XX pero hace de sí un ejercicio de añoranza". "El PSOE ya conquistó el pasado y ahora nos toca conquistar el futuro", ha espetado Pedro Sánchez, que ha sido interrumpido en varios momentos al grito de 'sí es sí', y que ha explicado que su proyecto representa "el PSOE de siempre, el que siempre apostó por el cambio y el que nunca se resigna".


"Tenemos una encrucijada que resolver, o optamos por liderar la izquierda y emprender la vía portuguesa o nos unimos a la derecha y languidecemos hasta ser la cuarta o quinta fuerza política", ha advertido todo antes de aseverar que pide el voto "para situar al PSOE donde merece" porque, ha agregado a renglón seguido, "se me acusa de cambiar de opinión, pero aquí el único volantazo que se dio fue el 1 de octubre de espaldas a los militantes para abstenerse ante al PP".


Entre sus propuestas, ha explicado que defiende acabar con las puertas giratorias, con los aforamientos, incluir la limitación de mandato, en definitiva, "hacer de la política la ejemplaridad". En este punto, ha señalado que el programa presentado por Susana Díaz le "desconcertó y preocupó" porque "para socialdemocracia la educación era un derecho y no una hipoteca como consecuencia de las becas".


A su juicio, también cree que su programa plantea que "muchos de los avances que ha habido en el PSOE en participación de la militancia y en la toma de decisiones se va a poner en cuestión", frente a lo que ha garantizado que si gana "a un secretario general elegido por la base lo quita la base, que va a haber consultas sobre los acuerdos postelectorales y que habrá una dirección paritaria y a la izquierda como sus votantes". No queremos girar a la izquierda, sino volver a ser el PSOE, volver a ser la izquierda porque las elecciones no se ganan desde el centro", ha señalado.


Con todo, Sánchez ha defendido que el PSOE tiene que recuperar la coherencia porque será entonces cuando "recupere la credibilidad perdida". "Seremos ganadores cuando haya lealtad, se qué es estar cuestionado permanentemente, es debilitar al PSOE y dar armas a la derecha, por eso a partir del domingo solo me escuchareis decir que ha ganado el PSOE y lealtad con el resultado y el mandato de las urnas", ha aseverado.


LA DIMISION DE RAJOY Y LA MOCIÓN DE CENSURA DE IGLESIAS


Entretanto, el candidato a liderar el PSOE ha negado que se pueda gobernar desde el Parlamento, al tiempo que ha dicho que lo que le extraña no es que Rajoy tenga que declarar en la Audiencia por la financiación del PP sino que lo que le extraña es que "siga siendo presidente del Gobierno". Por eso ha defendido que quiere "rescatar al PSOE de la abstención para que vuelva a ser la alternativa al PP".


Pedro Sánchez ha defendido que es el momento de poner "pie en pared" contra la corrupción y le ha exigido al presidente del Gobierno "que vaya al Congreso y dimita por las responsabilidades políticas por la financiación irregular del PP". "Tenemos un Gobierno que no gobierna, que solo está pendiente de su horizonte judicial", ha abundado antes de criticar que "usa las instituciones públicas para fines partidistas".


"Le pedimos que no arrastre en su caída a España, que comparezca en el Congreso y dimita", ha sostenido. También se ha referido a la moción de censura planteada por Podemos para reprocharle a Pablo Iglesias que la defienda ahora y no hace un año "cuando se presentaba un candidato socialista", cuando ha explicado que las mociones de censura "son cuestiones de número no de montar un número".


SUSANA DÍAZ: UNIDAD Y MORAL DE VICTORIA


Susana Díaz se ha mostrado convencida de que van a levantar el PSOE para volver a levantar España. Ha señalado que el socialismo andaluz es "unidad, cohesión, coherencia y generosidad, que es lo que queremos para el conjunto de los socialistas en todos los rincones del país".


"Quiero ser secretaria general del PSOE porque el PSOE es lo mejor que le ha pasado a este país", ha dicho Susana Díaz, que ha indicado que no quiere ser secretaria general de un PSOE que imite a otros partidos o se acompleje, sino que sea "100 por 100 PSOE". "Nadie nos va a dividir", ha sentenciado Díaz, quien ha garantizado coherencia y generosidad al frente de la Secretaría General, porque la gente quiere un PSOE "reconocible y con rumbo cierto".


Ha agregado además que quiere ser secretaria general de un partido que deje de lamentarse y que deje la división para decirle al país que estamos dispuestos a hacernos cargo de nuevo de España; que no se resigne y que sepa que es la alternativa de gobierno, y que se sienta orgulloso de su pasado, para sentirse orgulloso del presente y el futuro que es capaz de construir.


Ha manifestado que el primer compromiso que asume si el domingo tiene la confianza mayoritaria de los militantes es que va a trabajar "por la unidad, por el respeto y la convivencia para reforzar la fraternidad entre los hombres y mujeres que formamos este partido". "Vamos a respetarnos, a querernos y a querer el PSOE", ha pedido Díaz, que ha indicado que solo quiere el voto del respeto y no del "insulto".


Asimismo, Susana Díaz ha insistido en que ella no le va a pedir nunca a ningún socialista su apoyo para ir contra otro socialista, sino que le pedirá a todos sus compañeros que la ayuden y arrimen el hombro para hacer "más grande el PSOE" y lograr que de nuevo llegue al Gobierno de España para cambiar la vida a los ciudadanos.


Por ello, ha pedido que el voto del domingo sea "el voto de la unidad y de la moral de victoria".

Para Susana Díaz, el PSOE solo tiene que ir "codo con codo" con los ciudadanos, que son los que necesitan a este partido. Ha agregado que nadie va a "acomplejar" al PSOE, mucho menos Mariano Rajoy, que "va a durar lo que este partido sea capaz de levantarse y ponerse al frente del país".


Susana Díaz también ha dedicado unas palabras al líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que, en su opinión, sólo le falta votar en las primarias para que ella no sea secretaria general. "Haga lo que haga, no va a intimidar la voluntad libre de los socialistas", ha dicho Díaz de Iglesias, garantizando que si ellas es secretaria general, ese dirigente va a tener "que respetar" al PSOE, su dignidad, su historia y a sus presidentes de Gobierno.


Ha indicado que la moción de censura planteada por Podemos contra Mariano Rajoy sólo responde al "ego y el teatro" de Pablo Iglesias.


Díaz ha insistido en que siempre va a pedir "respeto" para el PSOE y no va a permitir que nadie "humille" a los socialistas o se los haga "agachar la cabeza o ponerse de rodillas". "Nadie va a reescribir nuestra historia", ha querido dejar claro la dirigente andaluza, segura de que los ciudadanos están esperando al PSOE.


PRIMERO EL PAÍS Y DESPUÉS EL PARTIDO


Durante su intervención, Susana Díaz ha dedicado unas cariñosas palabras a Alfonso Guerra, un gran socialista "decente y honesto", del que se siente orgullosa porque ha hecho posible el PSOE moderno que hoy tenemos. "De él aprendí que primero estaba el país y después el partido y que para tener la confianza de los ciudadanos uno se tenía que comportar como un buen socialista", ha señalado.


En el acto también ha intervenido el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien ha manifestado que Susana Díaz ha demostrado que es una persona comprometida, de palabra y creíble, capaz de recuperar la unidad y la fraternidad en el PSOE. Se ha mostrado convencido de que Susana Díaz será capaz de llevar de nuevo al PSOE al Gobierno central. "Vas a ser la primera secretaria general del PSOE y la primera presidenta del Gobierno español, Susana", ha dicho.


Por su parte, la presidenta del PSOE-A, Micaela Navarro, ha manifestado que quiere que Susana Díaz sea la secretaria general del PSOE porque es la presidenta de casi nueve millones de personas y la secretaria general de la federación más grande de España y ha conseguido blindar desde su Gobierno la igualdad de todos los ciudadanos, al tiempo que tiene una gran experiencia orgánica. Ha señalado además que, independientemente de lo que pase el domingo, el lunes no pondrá en duda a ningún compañero.


El secretario general de Juventudes Socialistas, Nino Torre, ha manifestado que ya es el momento de acabar con la división entre compañeros en el PSOE y se ha mostrado convencido de que eso lo hará Susana Díaz a partir del domingo cuando gane las primarias.

relacionada González y Zapatero descartan una posible escisión del PSOE
relacionada Susana Díaz no descarta una moción de censura pero "tiene que ser constructiva"

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil