sábado, 25 de noviembre de 2017 10:43
Opinión

EL GOVERN DE PUIGDEMONT, EL CASO PALAU Y LA BRECHA CON ERC

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Junquerasipuigdemont


Las cosas no suceden por casualidad y esta no se presenta si no la llaman. Las presiones internas y externas han hecho que finalmente el Govern cambie su postura y "donde dijo digo ahora se abstiene".


Es lo sucedido en la nueva reunión del Patronato del Consorcio del Palau de la Música. Eso quiere decir que la antigua CDC será investigada para dilucidar si el partido de Artur Mas recibió dinero del Palau a cambio de premiar con obra pública a las empresas benefactoras.


Es un cambio muy importante después de que ERC votara en el Parlament dos resoluciones presentadas por Catalunya Sí Que Es Pot y la CUP, que instaban al Govern a acusar a CDC.


Se abre una nueva situación que en nada beneficia al Pedecat, aunque hayan enterrado a la CDC de los Pujols, Mas y compañía. ¿Qué va a suceder ahora?


Pues que puede ser el fin de la derecha "catalanista/independentista". No hay nadie en estos momentos que pueda cubrir ese espacio central que ocupaba el partido de Pujol. No hay nadie, por mucho que Fernández Teixidor monte un partido para ocupar ese espacio. Teixidor es un muerto político. Con una trayectoria parecida a las cuestas del Garraf y con unas amistades muy "especiales".


Los votantes convergentes se ha quedado huérfanos y no tienen quien les represente. La nueva generación que dirige el Pedecat quiere ser una copia de ERC y la gente suele comprar el originar. Además, la tutela no tan en la sombra que ejerce Artur Mas, hace que sus actuales dirigentes sean como los patitos feos, acomplejados, que tienen que seguir a mamá hasta su mayoría de edad. Craso error. Mas debe irse ya a su casa y desde la distancia dejar que sus polluelos empiecen su propia vida sin necesidad de nadie más. Se terminó hacer de gallina clueca. El expresidente sabe que llevaba una mochila muy pesada a sus espaldas y que en nada beneficia a su herederos.


En la relación entre los dos partidos que forman el Govern de Puigdemont, por mucho que escenifiquen en público lo contrario, la brecha que hay entre ellos es cada día más grande y conforme se vaya acercando la fecha de las nuevas elecciones, ésta se va a convertir en una auténtica sima.


El Caso Palau, la postura de ERC y la CUP está minando las expectativas del Pedecat. Lo iremos viendo.


Artículo publicado originalmente en CatalunyaPress.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil