sábado, 25 de noviembre de 2017 10:42
Economía

​El Banco de España alerta de los efectos negativos de la "creciente" temporalidad laboral

|

Trabajador2


El Banco de España ve necesario reducir la "excesiva" dualidad del mercado laboral actual por los efectos negativos que tiene sobre la productividad, y advierte de que la ratio de temporalidad en el empleo ha retomado la "tendencia creciente".


Así se desprende del 'Informe Anual 2016', elaborado y publicado por el organismo supervisor este martes, en el que alerta de que la excesiva dualidad a que da lugar el sistema de contratación vigente produce "una elevada volatilidad de la contratación", lo que tiene efectos negativos sobre la productividad de los trabajadores tanto temporales, que se enfrentan a carreras laborales con una "excesiva rotación", como indefinidos, que presentan una movilidad laboral "demasiado reducida".


El organismo presidido por Luis María Linde destaca que la tasa de paro se está reduciendo "con rapidez", hasta el 18,75% en el primer trimestre, 8,2 puntos porcentuales por debajo del máximo alcanzado a principios de 2013, pero todavía es "muy elevado" y se sitúa "muy por encima" de la tasa observada en la mayoría de países de la zona euro.


CRECIENTE TEMPORALIDAD


Asimismo, advierte de que la ratio de temporalidad "ha retomado la tendencia creciente", ya que desde finales de 2013 la creación de puestos de trabajo temporales ha representado el 54% del total.


En concreto, el crecimiento de esta modalidad de empleo alcanzó el 6,8% en 2016, cinco puntos más que en el caso del indefinido, lo que según el Banco de España refleja "el mantenimiento de la pauta habitual en la economía española durante las recuperaciones cíclicas".


En conjunto, la ratio de temporalidad asciende hasta el 26,5% del total de asalariados, valor que supera en 4,5 puntos porcentuales el nivel mínimo alcanzado a principios de 2013, si bien es todavía muy inferior al alcanzado en 2007, al final de la anterior fase expansiva, cuando dicha ratio alcanzó el 31,6%.


En sentido opuesto, la contratación a tiempo parcial, que aumentó con intensidad en la fase más profunda de la crisis, ha mostrado un "menor dinamismo" desde 2004, siendo la ocupación a jornada completa la que explica la mayor parte de la creación de empleo desde finales de 2013.


De igual forma, el Banco de España señala que la "notable" creación de empleo se ha producido en un contexto de mantenimiento de la moderación salarial, ya que en el conjunto de la economía, la remuneración por asalariado registró una tasa de variación nula en 2016, junto a un avance "contenido" de los incrementos salariales pactados en la negociación colectiva, del 1,2% por término medio.

relacionada ​Las ETT esperan una campaña de verano excelente para el empleo fugaz
relacionada España lidera el ranking europeo de empleados jóvenes con contrato temporal

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil