martes, 19 de septiembre de 2017 15:36
Economía

​Casi 60.000 vidas se salvarán cada año cuando cambiemos conductores por inteligencia artificial

|

Cocheautonomo 1


Los vehículos autónomos en la era de la economía de pasajeros podrían salvar 585.000 vidas entre 2035 y 2045, según el estudio 'Acelerando el futuro: el impacto económico de la emergente de la economía de pasajeros' elaborada por la empresa de analistas Strategy Analytics para Intel.


Intel prevé una nueva economía de pasajeros que surgirá para dar cobertura al tiempo libre que los conductores ganarán al convertirse en pasajeros. Asimismo, otra gran promesa de los vehículos sin piloto reside en su potencial para reducir las muertes, los accidentes y la congestión del tráfico.


En cuanto a las muertes por accidentes de tránsito, un total 1,3 millones de personas mueren cada año en el mundo por esta causa. El 94% de todos los accidentes se deben a errores humanos, por lo que asumiendo que gracias a la conducción autónoma solo un 5% de estos se eviten, 585.000 vidas se salvarían en la década de 2035 a 2045.


Por su parte, la Organización Mundial de la Salud estima que los gobiernos gastan el 3% del PIB en costes relacionados con los accidentes de tráfico, por lo que se prevé que en 2017 suponga 2,3 billones de dólares. Según estas estimaciones, en Estados Unidos se ahorrarían 234.000 millones de dólares con la implantación de los vehículos si logran reducir un 1% anual los costes sanitarios relacionados con los accidentes de tráfico entre 2035 y 2045.


Asimismo, este estudio afirma que el valor de los bienes y servicios en los años iniciales de la economía de pasajeros será más del doble que los de la economía colaborativa, y explora el potencial económico que surgirá cuando los conductores de hoy en día se conviertan en pasajeros ociosos.


Esta economía de pasajeros describe la predicción sobre un crecimiento económico explosivo, desde 0,8 billones de dólares en 2035 a 7 billones para 2050.


"Las empresas deben comenzar a pensar inmediatamente en su estrategia para la conducción autónoma" ha afirmado el consejero delegado de Intel, Brian Krzanich. Por ello, Intel ha iniciado el estudio de la economía de pasajeros para descubrir las oportunidades que surgirán cuando los coches se conviertan en dispositivos de generación de datos y los conductores pasen a ser pasajeros.


CONDUCCIÓN AUTÓNOMA EN CIUDADES INTELIGENTES


Estas previsiones avanzan que la conducción autónoma y la tecnología de ciudades inteligentes darán pie a la nueva economía de pasajeros, reconfigurando gradualmente algunos sectores e inventando otros nuevos gracias al excedente de tiempo y capacidad cognitiva que generarán.


El urbanista y futurista de la movilidad, Greg Lindsay, ha resaltado la importancia de "poner a trabajar a las mejores mentes en este reto" para examinar soluciones a través de la óptica de los diversos sectores implicados, desde fabricantes de automóviles a inversores, legisladores y empresas emergentes.


Según el presidente de Strategy Analytics y coautor del estudio, Harvey Cohen, "la conducción autónoma dará lugar a un nuevo panorama, cuyos primeros brotes comenzarán a aparecer en el sector de negocios entre empresas (B2B, business to business)".


Para Cohen, las primeras opciones de vehículos sin conductor surgirán en mercados desarrollados y reinventarán los sectores de la paquetería y el transporte de larga distancia. Esto aliviará la actual escasez de conductores en el mundo y representará hasta dos tercios de los beneficios iniciales previstos.


IMPACTO ECONÓMICO


La empresa de investigación también señala que la comercialización de vehículos autónomos ganará inercia hacia 2040, generando una cuota cada vez mayor del valor proyectado y marcando la aparición de servicios instantáneos y personalizados.


Entre las conclusiones destacadas del informe están los ingresos que generarán el uso empresarial de la movilidad como servicio, cercanos a los 3 billones de dólares; el 43% del total de la economía de pasajeros.


La adopción de ofertas de 'movilidad como servicio' por parte de los consumidores generará ingresos por valor de 3,7 billones de dólares; casi el 55% del total de la economía de pasajeros.


Hasta 0,2 billones de dólares provendrán del aumento del uso por parte de los consumidores de nuevas aplicaciones y servicios innovadores que surgirán a medida que los vehículos sin conductor se vayan expandiendo y evolucionando.


Los vehículos sin conductor liberarán más de 250 millones de horas al año que actualmente se emplean en traslados diarios en las ciudades más congestionadas del mundo


Algunos puntos clave de los escenarios futuros explorados en el estudio incluyen los 'practi-coches', un concepto de vehículos como cápsulas de transporte y experiencias, así como la publicidad basada en ubicación.

relacionada ​Los coches autónomos harán bajar el precio de los seguros

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil