lunes, 25 de septiembre de 2017 08:15
Cultura

​Se mantiene el número de visitas a la cueva de Altamira

|

Altamiracueva


El Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira ha aprobado este martes mantener el número de visitas experimentales a la cueva en cinco personas cada viernes a través de un sorteo, aunque se experimentará con el formato de las mismas y se estudiará su posible estacionalización.


En concreto, según ha detallado el coordinador de la comisión de seguimiento del Plan de Conservación Preventiva de la Cueva de Altamira, José María Ballester, se analizará la posibilidad de concentrar las visitas fuera del periodo entre febrero y junio, que es cuando se acentúan los problemas de filtración y condensación del agua en la cavidad.


Esto no quiere decir que se vaya a reducir el número de visitantes a la cueva, que continuarán siendo unas 240 personas al año, sino que, si se decidiese en el futuro poner en marcha esa estacionalización de las visitas para mejorar la conservación, el resto de los meses podrían realizarse, por ejemplo, dos sorteos semanales para la entrada de cinco personas cada día.


Igualmente, se va a experimentar con el formato de las visitas, algo que ya se ha hecho de forma puntual modulando la entrada de las cinco personas agraciadas en el sorteo para acceder a la cueva considerada la 'Capilla Sixtina' del arte rupestre paleolítico y declarada Patrimonio de la Humanidad desde 1985.


Se trata de dividir el grupo, entrando primero tres personas junto a un guía del museo y, tras un tiempo de unos 15 minutos para que se airee la cavidad, entrarían las otras dos personas con otro guía. Con ello, se busca "reducir el tiempo de estancia en la cueva", según Ballester.


Ballester ha detallado que éstas son algunas de las propuestas de la comisión de seguimiento del Plan de Conservación Preventiva de la cueva, a las que se ha dado luz verde este martes en la reunión del Patronato del Museo Nacional y Centro de investigación de Altamira.


PROBLEMAS "COMPLEJOS Y SERIOS"


El coordinador de la comisión de seguimiento del Plan Preventivo y de Conservación ha indicado que, aunque no es nuevo, los problemas que presenta la cavidad son "muy complejos y serios" pero ha destacado que se han impulsado trabajos científicos concretos para cada uno de ellos y que permiten "mirar la perspectiva futura de Altamira con otros ojos".


En este punto, Ballester ha apuntado que el agua es "uno de los problemas más complejos" que afectan a la cavidad porque es "un elemento decisivo para la conservación de las pinturas" pero, en exceso, "puede producir daños" tanto en las pinturas como en la roca, que es el soporte de las mismas.

relacionada ​Descubren la "receta" de las pinturas rupestres del Levante

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil