viernes, 24 de noviembre de 2017 19:15
Opinión

CORBYN: EL TRIUNFO DE LA HONESTIDAD

José Miguel Villarroya
José Miguel Villarroya

JeremyCorbyn 2


Si ha habido un triunfador en las elecciones británicas celebradas el pasado jueves, este no ha sido otro que Jeremy Corbyn, bien es verdad que el partido Laborista no ha ganado las elecciones, pero al líder laborista lo había crucificado el aparato de su partido antes de las mismas, acusándole de arcaico y anticuado por defender los valores socialistas, y augurando que hundiría el partido. Pues bien ha sido todo lo contrario.


Sin embargo, el triunfo de Corbyn ha sido el triunfo de la honestidad, la de un hombre que ha defendido siempre los mismos valores e ideales en su carrera política, que ha votado en el parlamento en contra de su propio partido, cuando entendía que se apartaba de los ideales que él defendía. Una persona, en fin, que se opuso totalmente a la deriva derechista del partido auspiciada por Tony Blair y quien le ha seguido.


Lo principal, no obstante, para el avance laborista, ha estado en que desde el primer día Corbyn tuvo claro que tenía que cambiar, no sólo la ideología del partido, sino también crear una cultura en la calle, que hiciera posible la victoria. Así, apoyado en el movimiento Momentum (grupo formado por jóvenes adscritos al laborismo) empezó a realizar actos, la mayoría de ellos pequeños, en pubs, centros sociales, barrios con problemas, con gente mayor, en las universidades, con jóvenes con un futuro problemático. De esta forma, ha conseguido crear una cultura contraria a la de la austeridad neoliberal, ha arrastrado a los jóvenes, ha recuperado voto obrero que había marchado al UKIP, y mejorado el voto en Escocia hasta ahora polarizado por el nacionalismo.


Esta es la lección que debería aprender la izquierda europea y española, sin conquistar la calle, es imposible alcanzar el poder. Perder el tiempo sólo en el cretinismo parlamentario y en componendas internas de quitarse uno para ponerse otro sin que nada cambie, sólo conduce al fracaso.


Por cierto; del éxito de Corbyn, me alegra algo que me toca personalmente, parece ser que los viejos que nos enfrentamos desde dentro a la derechización de los partidos socialistas somos los que mejor conectamos con las necesidades de la gente. Es fácil, el socialismo se basa en luchar contra las injusticias, e intentar conseguir un mundo mejor, lo demás son falsedades y venderse al poder.


Artículo publicado originalmente en CatalunyaPress.


COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil