sábado, 18 de noviembre de 2017 01:46
Sociedad

Así es el lucrativo negocio de las denuncias sobre intoxicaciones alimentarias de turistas británicos

|

Elnegociodelasdenunciasfalsas


Las reclamaciones falsas de los turistas británicos por intoxicaciones alimentarias sufridas durante sus vacaciones en Canarias se han multiplicado un 1.400 por ciento en tan solo un año.


Unas falsas denuncias que han provocado que algunos hoteles hayan tenido que desembolsar hasta 500.000 euros para hacer frente a estas que, si no se les pone freno, se van a convertir en una "lacra" para el sector turístico no sólo de España, sino también de otros destinos europeos como Italia, Grecia o Portugal.


Así se dado a conocer en el Encuentro Anual con Medios de Comunicación de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), que este año ha celebrado su sexta edición y que ha contado con los miembros de su Comité Ejecutivo: el presidente, Jorge Marichal; los vicepresidentes, Gabriel Wolgeschaffen, Enrique Talg y Victoria López, y el gerente, Juan Pablo González.


En su intervención, el presidente de Ashotel indicó que la presentación masiva de este tipo de denuncias es un problema "muy grave" y resulta "muy difícil" asumir que un cliente tan importante como el británico, el principal del destino turístico Islas Canarias, esté "a punto de llevar al borde del precipicio" a algunos hoteleros por reclamaciones falsas.


Jorge Marichal quiso dejar claro que no ha habido ningún caso de este tipo de brotes, por lo que es "totalmente falso" lo que estos turistas británicos están denunciando.


Además, consideró "raro" que después de un año se presente una reclamación "sin aportar ningún informe médico, sin haberse quejado nunca, y que lleguen a reclamar hasta 6.000 libras por algo que saben que no es verdad".


También se quejó de que jueces, bufetes de abogados, turoperadores y otros agentes que forman parte del sector turístico contribuyan a la proliferación de este tipo de denuncias. 


"Nos sentimos indefensos y tenemos que transigir ante cosas que no entendemos", remarcó Marichal, que tachó de "injusto" que este tipo de reclamaciones estén amparadas por normativa europea y del Reino Unido.


"Es preocupante el número de personas que no dicen la verdad, ayudados por las tropelías de bufetes de abogado y con la connivencia de algunos departamentos de algunas compañías. Si esto ocurre diez años atrás, ya habría hoteleros que habrían cerrado sus puertas", afirmó.


Tras la temporada de verano de 2016, este tema fue tratado por el delegado del Gobierno en Canarias y la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), como recogió Pressdigital

relacionada Abogados británicos estarían incitando a denunciar intoxicaciones alimentarias falsas a turistas

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil