domingo, 19 de noviembre de 2017 09:42
Politica

La jueza Rosa María Freire seguirá al frente de la causa por el borrado de los discos duros de Bárcenas

|

Luis barcenas caja b

La Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el incidente de recusación formulado por el Partido Popular contra la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, que instruye la causa por el borrado de los discos duros del ordenador del extesorero del PP Luis Bárcenas, al estimar que no ha perdido su imparcialidad.


La Sección número 23 de la Audiencia Provincial expone en un auto que la juez, propuesta por el exdiputado del PSOE y vocal del Consejo General del Poder Judicial Álvaro Cuesta para ocupar un puesto en la Audiencia Nacional, no ha proyectado imagen de pérdida de las condiciones de equidistancia procesal que se le exige a todo juez en el ejercicio de sus funciones.


El Partido Popular recusó a Freire el pasado mes de septiembre al estimar que la juez tenía un "interés directo" en la conocida como causa de los ordenadores de Bárcenas y destacó la "evidente relación" entre Cuesta y la magistrada, la cual rechazó en dos ocasiones apartarse del caso y reprochó a la formación su "machismo".


El pasado mes de julio la magistrada procesó al Partido Popular, a su tesorera Carmen Navarro, al informático José Manuel Moreno y al abogado de la formación Alberto Durán, en el marco de esta causa.


NO EXISTE CONTAMINACIÓN POLÍTICA


La Audiencia Nacional responde que la magistrada tampoco ha perdido su imparcialidad por mantener con Cuesta una relación "evidente" ni por haber sido designada por el Grupo Parlamentario Socialista para intervenir como ponente en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados en la que se debatía la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.


Los magistrados responden que no existe contaminación política sobre la juez y que el hecho de que coincida con compañeros de carrera al participar en los foros a los que aludía el Partido Popular en su recusación "no puede resultar extraño ni generar suposiciones relacionales negativas".


"Todas estas consideraciones conducen a una misma conclusión: ninguna de las circunstancias alegadas proyecta desde un punto de vista objetivo y aséptico la impresión de pérdida de imparcialidad de la magistrada recusada que tuviese como consecuencia el apartarla del ejercicio de su función constitucional en el caso concreto", reza el auto contra el que no cabe la interposición de recurso alguno.


DOS RECUSACIONES


El Partido Popular alegó que el procesamiento contra el PP, su tesorera Carmen Navarro, el informático José Manuel Moreno y el abogado de la formación Alberto Durán, era "un arma política que trasciende del plano meramente jurídico" que instaba a dudar de la "ausencia de interés" de la juez instructora en la causa".


En respuesta, la magistrada, que no negó "vinculación alguna" con Cuesta, dijo que significaba a ojos del recusante que era "extraordinariamente inteligente o, por el contrario, un instrumento en manos de mentes privilegiadas, seguramente masculinas".


Ante esto el PP volvió a recusar a la titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid asegurando que existía una "enemistad manifiesta" y ella respondió rechazando dichas acusaciones y no admitió el incidente.


Sobre esta segunda causa se pronunció el pasado mes de enero la Audiencia Provincial de Madrid y dijo que no se apreciaba enemistad alguna por parte de Freire hacia la formación.

relacionada JpD defiende de las críticas a la juez que procesó al PP por los ordenadores de Bárcenas

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil