miércoles, 20 de septiembre de 2017 03:55
Sociedad

Dos sindicalistas se enfrentan a siete años de prisión por agresión en un piquete

|

Sindicalistas.Piquetes


Los sindicalistas Rubén Ranz y José Manuel Nogales se enfrentan desde este miércoles al juicio por presuntamente golpear con una bandera sindical a un policía durante la huelga general de marzo de 2012.


Ambos, afiliados a UGT, se enfrentan a una petición de la Fiscalía de 7 años de cárcel por un delito contra el derecho de los trabajadores y otros dos delitos de atentado contra la autoridad.


La Fiscalía volverá a aplicar el 315.3 del Código Penal, que castiga con tres años y medio de cárcel a quien atente contra el derecho de los trabajadores. De hecho, la aplicación de este artículo ha acabado con el procesamiento de unos 300 sindicalistas en los últimos años.


HECHOS


Según narra el fiscal en su escrito de acusación, los hechos sucedieron en la huelga general de 2012. A primera hora de ese día, los dos acusados fueron detenidos en la Plaza de la Lealtad, en Madrid, donde está la sede de la Bolsa y la puerta del Hotel Ritz.


Según el ministerio público, los dos sindicalistas formaban parte de un piquete informativo de unas 60 personas que en la puerta de una cafetería de la plaza gritaron expresiones como "esquiroles" o "cerrad el bar, que no vais a heredar la empresa". La situación acabó, siempre según el fiscal, con golpes por parte del grupo a dos de los trabajadores, uno de ellos el dueño.


Por ello, intervino la policía con el fin de "evitar la continuación de los hechos", y añade que entonces ambos acusados golpearon a la policía con los palos de banderas sindicales.


La defensa rechaza esta última parte de los hechos porque dice que Nogales, de 60 años, no llevaba bandera alguna y estaba "a seis u ocho metros del grupo" y que el papel de Ranz, que tampoco llevaría bandera, solo reprochó a los agentes llevarse al mayor del grupo.


Sobre el enfrentamiento con los trabajadores del bar, el abogado expone que sí hubo "tensión verbal" y que Ranz trataba de calmar los ánimos. Fue entonces cuando hubo una carga policial. Según este escrito, ambos sindicalistas "tuvieron que ser asistidos por el SAMUR" a consecuencia de dicha carga policial.


MOVILIZACIONES


Antes del comienzo del juicio, tanto UGT como CC.OO han convocado una manifestación con los lemas 'Huelga no es delirto', 'Justicia para Rubén y Nogales' y 'Yo soy piquete', que ha acabado ante la puerta de los juzgados. 



COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil