martes, 21 de noviembre de 2017 20:11
Opinión

HONRARÁS A TUS PADRES, PERO...

Miquel Escudero
Miquel Escudero



IgnacioMartinezPisonElenaBlanco


He leído con placer la excelente novela de Ignacio Martínez de Pisón ‘Derecho natural’. Aquí no estamos para hacer su reseña literaria, sino para destacar, relacionar, reflejar, reflexionar. Hagámoslo con elementos extraídos del último libro de este espléndido escritor aragonés del que hay mucho bueno que esperar y que reside desde muy joven en Barcelona. Comenzaré reproduciendo este sugerente párrafo, que es tangencial en el relato: “Así funciona la memoria, que combinando recuerdos de diferentes épocas es capaz de descubrirnos cosas que en su momento no habíamos percibido. Y, en definitiva, de modificar el pasado. De construir un pasado nuevo, distinto”. Estas simples líneas encierran un método de conocimiento que permite la superación de cada uno que lo atienda y ensaye.


El protagonista, Ángel Ortega, fue el primero de su familia en poner los pies en un aula universitaria. Un muro de siglos, dice, se desmoronaba entonces de golpe: “Conmigo entraban también todos mis abuelos y bisabuelos apenas escolarizados, todos esos antepasados castellanos, catalanes y andaluces que a mi edad habían tenido que conformarse con labrar campos y cuidar rebaños”. Conciencia de origen y continuidad que le lleva a la gratitud y a sentirse en compañía. Conciencia que ahuyenta lo peor de la soledad: saberse en común con otros y formar parte de una realidad compartida.


¿Y los padres? Ángel descubre que “lo que mi madre me inspiraba era una mezcla de odio y vergüenza. Pero también de lástima e impotencia: no podía dejarla sola con mis hermanos. Era capaz de imaginarme a mí mismo traicionándola a ella, pero no traicionando a mis hermanos. ¿Qué habría sido de ellos criaturas?”. Está claro que se puede contar mucho más al respecto, pero ya revela la historia de una severa decepción. En cuanto al padre, y siguiendo con matices, pues no todo lo reduce a blanco o negro, el protagonista exclamará: “¿Cómo se resume una vida? Y, sobre todo, ¿cómo se resume una vida inacabada, no vivida del todo, como la de mi padre, que seguía influyendo en la nuestra aunque fuera por omisión?”. La sombra del padre que se ausentaba inopinadamente de la vida familiar. La carencia que conduce a “una confusa mezcla de sentimientos, en la que el rencor y el desconsuelo alternan con la nostalgia y hasta el alivio”. 

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil