jueves, 23 de noviembre de 2017 04:28
Deportes

El recital de Saúl pone a la 'Rojita' en la final

|

Saul


La selección española sub-21 de fútbol goleó ayer a Italia en el partido de semifinales del Europeo de Polonia, clasificándose para la final con un claro 3-1 gracias a los tres goles de Saúl Ñíguez


Los italianos, a pesar de las bajas importantes de Domenico Berardi y Andrea Conti, plantaron cara en la primera parte y pusieron las cosas muy difíciles a los españoles, que están demostrando un nivel tan alto como el de la selección absoluta. En este sentido, el portero de la 'Rojita', Kepa, tuvo que intervenir de forma muy autoritaria en varias ocasiones pues los italianos amenazaban con peligro.


Si bien Saúl ya estaba consagrado como una de las grandes futuras estrellas españolas, el partido de ayer supuso la consagración de un nuevo crack: Dani Ceballos. El jugador del Betis realizó una actuación soberbia y madura, llena de caños y calidad, incluyendo la asistencia -también de caño- para el primer gol de Saúl.


Tras el gol de Ñíguez vino la jugada más importante del partido, ya que Gagliardini pateó sin control a Ceballos, desquiciado, y fue expulsado. Sin embargo, Bernardeschi empataría con un gol de rebote tras un chute desde la media luna.


Tras el tanto de la azzurra vino el que, seguramente, sea el gol del campeonato. Deulofeu toca a su izquierda, en tres cuartos de campo, y tras un control en estático, sin carrerilla, Saúl la pone a la escuadra con un disparo iracundo.


Los de Celades, a partir de ahí, empezaron a dominar ante una Italia que cada vez tenía los brazos más caídos. El recital de madurez y de cohesión de equipo fue espectacular, desde el portero hasta el delantero. En esta situación, Saúl remachó el partido con el hat-trick rematando un centro atrás de Asensio por banda izquierda.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil