domingo, 20 de agosto de 2017 07:53
Opinión

EL CHARNEGO RUFÍAN Y EL ESTACAZO DE LLACH

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Lluis llach 1



Este fin de semana, Catalunya en Comú, el partido de la Colau ha sido más sacudido que una estera de esparto en verano. No está por la labor de apoyar las votaciones del 1 de octubre por no considerarlo un referéndum.  “ El charnego” Rufián no pierde la oportunidad de estar presente en los medios de comunicación para decir la suya -en el Congreso no se le conoce ninguna gesta que no sea insultar- y a todos los que no opinen como él, los bautiza: Común no es un proyecto catalán, es español, sentenciaba el mago. Él está tocado por la barita mágica de la intolerancia y por el privilegio de la autenticidad, no hay más que verlo. Decía el premio Nobel de Literatura, Elías Canetti, que “insoportables, los que siempre se creen auténticos”.


Los ataques le han venido al partido de Colau por todos los frentes independentistas, porque sin su partido no suman y la alcaldesa es una marca que querían y quieren explotar. No les basta con la postura, incomprensible, del “líder” de Podemos en Catalunya, Dante Fachín que saltándose la voluntad de sus bases, apoya al referéndum, cuando no hace tanto tiempo, decía lo contrario. ¿Le tiene miedo a Monedero?, que en su reciente viaje a Gavá manifestó que “referéndum solo sí es legal”.  “ No olvides nunca que los demás cuentan contigo y que tú no puedes contar con ellos”, decía Alexandre Dumas, hijo.


Otro que se ha sumado al linchamiento es Lluís Llach que no entiende nada de la decisión de Catalunya en Comú, y afirma que estos tienen que escoger entre referéndum o estatus quo “ no hay liberación social sin liberación nacional” y se queda tan ancho. ¿Le habrá afectado la calícula? El cantautor metido a político intransigente, pertenece a una familia católica conservadora, cuyo padre había sido alcalde franquista.


Allá por el año 1968, compuso la canción más conocida de su repertorio -junto a la Gallineta-: L'Estaca. un canto contra la represión, una canción a favor de las personas que aspiran a un mundo mejor, sin ejércitos, sin policías, sin guerras, sin armas... ¿Una utopía?


Hoy, 48 años después esa "Estaca de libertad" se ha transformado en una estaca que está siendo utilizada por Llach para clavarla en los sentimientos de las personas que no piensan como él. ¿Dónde está su tolerancia? ¿quizás es un demócrata de cocoteros y estacazos ?. El reconvertido está esperando que la independencia sea cuanto más rápido mejor, porque según sus propias palabras ”estoy imaginando dos cocoteros que me están esperando en el Senegal". Pues debe tener cuidado con que no le caigan unos cuantos cocos encima de su cabeza y le atrofien más las meninges, cosa difícil después de las tonterías que está diciendo.

Dicen que "el prestigio cuesta muchos años conseguirlo y perderlo es cuestión de minutos".

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil