viernes, 18 de agosto de 2017 10:59
Sociedad

El tío de la niña muerta en Huesca la torturaba desde hace tiempo

|

Guardiacivilcinta

Naiara sufría palizas de forma habitual.


Cuanto más va trascendiendo sobre el crimen que acabó con la vida de una niña de 8 años de Huesca, más cruel se revela. Según datos de la autopsia y la propia confesión del presunto asesino, un lucense de 33 años, las palizas eran frecuentes.


Según esta información, además de las graves heridas que provocaron la muerte de la niña, Naiara, su cuerpo presentaba multitud de cicatrices y marcas que los forenses atribuyen a agresiones anteriores.


La instrucción se está desarrollando bajo secreto de sumario, mientras el lucense Iván Pardo Pena ha sido enviado a prisión provisional sin fianza como presunto autor de un delito de asesinato



Sigue leyendo sobre este caso en GaliciaPress

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil